Se establecerían sanciones más estrictas para los Estados que sobrepasen los límites de déficit y deuda, como la congelación de los fondos estructurales o incluso la suspensión temporal de su participación en la eurozona.

«La Comisión Europea está dispuesta a proponer este tipo de instrumento, este Fondo Monetario Europeo, es una idea que no puede excluirse. Ello exigiría, por supuesto, el apoyo de todos los Estados miembros de la eurozona», dijo el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj. No obstante, alertó de que cualquier ayuda que venga de este fondo «debe ir ligada a condiciones estrictas».

El Ejecutivo comunitario tiene previsto presentar en paralelo propuestas para «reforzar la coordinación de políticas económicas y la vigilancia de los países».

El portavoz no concretó cómo funcionaría este nuevo instrumento ni cómo se financiará alegando que «es demasiado prematuro» y que todavía no hay propuestas «detalladas» sobre la mesa. Tampoco precisó cuándo se presentarán estas propuestas, aunque dijo que el debate avanza «muy rápido» y que espera que sea durante el semestre de presidencia española.

El responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, tiene previsto informar este martes al resto de comisarios sobre el estado de las negociaciones para crear el Fondo Monetario Europeo. «Estamos trabajando estrechamente con Alemania, Francia y otros países», explicó en una entrevista en la versión alemana del ‘Financial Times’.

«La idea es que casos como el griego no se repitan de nuevo. Por ello estamos discutiendo con los Estados miembros de la eurozona sobre las manera y los instrumentos para afrontar este tipo de situaciones si se repiten y para reforzar la coordinación de políticas económicas, que es una prioridad», dijo el portavoz.

El Fondo Monetario Europeo no servirá para rescatar a Grecia porque su creación requerirá «un periodo de discusión y, si se aprueba, un tiempo para ponerlo en marcha». «El caso griego tenemos que abordarlo ahora, en tiempo real. Pero tenemos que extraer las lecciones de la actual crisis y es lo que estamos haciendo», apuntó Altafaj.

La creación del Fondo Monetario Europeo supondría la reforma más radical de las normas que rigen el funcionamiento de la eurozona desde que la moneda única se lanzó en 1999. Algunas de estas medidas requerirían incluso una modificación de los Tratados, lo que puede dificultar su puesta en marcha por el cansancio de reformas institucionales tras las dificultades para ratificar el Tratado de Lisboa. Altafaj dijo que es prematuro determinar si será necesario cambiar los Tratados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.