Arranca la segunda edición del Foro Laboral de Baker & McKenzie, un ciclo de encuentros temáticos para analizar y debatir los retos que plantea el mercado laboral. La primera jornada, moderada por Manuel Pimentel (Of Counsel de Baker & McKenzie) y centrada en la interpretación judicial de la última reforma laboral, contó con la participación de Mª Luz García de Paredes, magistrada de la Sala de lo Social de Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Su intervención se ha centrado en el análisis de los últimos pronunciamientos judiciales y, tras recordar que nos encontramos ante una reforma de gran calado, ha manifestado que su principal impacto se ha producido sobre los despidos colectivos.

El legislador había detectado que el antiguo sistema legal concedía más facilidades a la desvinculación de empleados que a la modificación de las condiciones laborales. García de Paredes ha indicado que pese a la fuerte apuesta del legislador por la denominada «flexi-seguridad», las empresas españolas han continuado por la senda de la extinción de contratos de trabajo. Posiblemente, los motivos que explican que no se haya producido el cambio de tendencia, en línea con lo deseado por el legislador, sea la situación de crisis económica que atraviesa España.

A lo largo de su intervención, la magistrada ha hecho múltiples referencias a los principales pronunciamientos judiciales tras la reforma, centrados fundamentalmente en aspectos formales de los despidos colectivos.

Se han tratado algunos supuestos como el computo temporal del número de afectados como forma de verificar si es preciso acudir al proceso de despido colectivo (se aclara que sólo puede realizarse un análisis sobre los 90 días previos) o la necesidad de establecer criterios de designación de los empleados afectados de manera clara y concisa. Sobre la negociación de «Buena Fe» se matiza que debe existir flexibilidad en las posturas así como propuestas alternativas, que deben hacerse siempre en periodo de consultas y no el día del juicio.

Uno de los puntos que más debate ha suscitado entre los asistentes ha sido el tema de los despidos por causas objetivas (económicas). La magistrada, en referencia a una sentencia reciente, ha aclarado que debe haber una conexión entre la causa existente y los puestos de trabajo afectados: «Debe existir un elemento de conexión entre la causa y los puestos de trabajo que se pretenden extinguir. Unas pérdidas de un euro trimestral no pueden justificar el despido de 300 personas, aunque formalmente concurra la causa».

El Foro Baker & McKenzie de Estrategias Legales para la Gestión Global de Recursos Humanos, que dirige Manuel Pimentel, está diseñado como una serie de encuentros donde debatir los principales temas que marcarán la agenda laboral de los próximos meses y en el que profundizar sobre los retos que plantea el mercado laboral. En él participan los agentes y organizaciones que son parte del sistema de relaciones laborales en nuestro país, y los directivos de RRHH de las principales empresas españolas e internacionales.

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.