Máxima expectación en este inicio de curso del Foro Deloitte-ABC, el auténtico evento para pulsar la actividad económica y empresarial de nuestro país. En esta oportunidad tuvimos la ocasión de escuchar las reflexiones de Francisco González, presidente del BBVA, quien no tuvo reparos en analizar la situación del país; el proceso de saneamiento bancario y otras cuestiones de interés, a preguntas de los periodistas.

Preguntado en el turno abierto a los medios de comunicación se atrevió a  hacer incluso una reflexión sobre el hipotético rescate a España, “donde pudo incluso avanzar que se va a convertir en una línea de crédito, alejada del temido rescate total. En su intervención dejo claro que es fundamental que se aclare la situación de las cajas de ahorro, incluso de aquellos procesos judiciales para que la gente conozca realmente qué es lo que ha pasado. Respecto al rescate, González prefirió hablar de línea preventiva de crédito porque la situación de España no es la de Grecia, “hay ya muchas reformas encarriladas” y comentó que habría que hacerlo con mucho tacto y “,siempre que pueda nuestro Gobierno lo antes posible”

Tras las presentaciones de Catalina Luca de Tena por parte de ABC  y de  Fernando Ruiz, presidente de Deloitte España, quienes glosaron la figura de emprendedor y hombre avanzanzado a su tiempo del ponente,  Francisco González habló del euro como un proceso irreversible en el que no cree que tuviera sentido sin España o Italia. Desde su punto de vista “la firmeza con la que el Banco Central Europeo (BCE) acaba de respaldar de forma ilimitada la estabilidad de los mercados financieros del euro marca el principio del fin de esta crisis”.

La situación económica en Europa y España dominó gran parte del discurso del presidente de BBVA. Francisco González señaló que se están dando pasos muy relevantes para superar los problemas de diseño y ejecución de la Unión Europea. En concreto, se ha referido a “una hoja de ruta creíble e irreversible” hacia una mayor integración fiscal, financiera y económica.

González resaltó que el camino es lento pero supone una gran oportunidad para configurar una nueva Europa. A su juicio, “la firmeza con la que el Banco Central Europeo (BCE) acaba de respaldar de forma ilimitada la estabilidad de los mercados financieros del euro marca el principio del fin de esta crisis”.

España, país solvente

En su opinión, y tras valorar muy positivamente las reformas que el Gobierno de Mariano Rajoy ha puesto en marcha en estos últimos nueve meses, “tenemos tras la consabida reforma el mercado laboral más flexible de Europa”, señalo la necesidad del Ejecutivo de cumplir el déficit para ser creíbles y competitivos e hizo especial enfásis en la necesidad de ajustar las cuentas públicas para estabilizar el país”.

También subrayó que nuestro país es más solvente,  de lo que la gente cree, con gran potencial económico y por el amplio respaldo con el que cuenta el Gobierno. Francisco González opinó que “este Gobierno ha hecho mucho en poco tiempo, combinando austeridad fiscal y reformas para el crecimiento”.

Siendo muy sincero dejó claro que el país dentro de diez años volverá a recuperar la senda de la competitividad: “tenemos ante nosotros la oportunidad de construir una nueva España, económicamente mucho más potente y sostenible. Es nuestra oportunidad de recuperar el lugar que a España le corresponde”, subrayó. Y vislumbro el inicio de la recuperación en el año 2014 de forma más clara.

Saneamiento financiero

A continuación, el presidente de BBVA reflexionó sobre el momento por el que pasa el sistema financiero español. Francisco González apuntó que está dominado por entidades sólidas, pues la gran mayoría de las necesidades de capital recae en una parte menor del sistema.  “creo que las entidades que peor están solo son un 20%”, recalcó. Por ello, considera importante diferenciar entre las entidades y que desaparezcan las que no son viables.

Su diagnóstico sobre el origen de la crisis incluye deficiencias de regulación y supervisión en el sistema, así como comportamientos imprudentes o fraudulentos en muchas de las antiguas cajas de ahorro que eran hasta hace poco un 50% del total de nuestro sistema financiero es tajante. “Cuando una compañía se gestiona con criterios no empresariales, esquemas de gobierno corporativo frágiles y sistemas de control defectuosos, se pagan las consecuencias”,

Desde su punto de vista es claro que comentó  ese comportamiento ha hecho un daño importante al sector, “no solo económico sino también reputacional y de prestigio para el sector financiero en su totalidad.”

En su opinión, “para impedir que esto vuelva a suceder, es necesario explicar al pueblo español lo que ha pasado y dirimir todas las responsabilidades, sin excepciones”, así como más principios y ética en los negocios.

Respecto a la constitución del banco malo es consciente que será complicado que el capital internacional entre. “Transferiremos activos al banco tóxico y estamos abiertos a cualquier otro planteamiento que se nos presente”, referido a la presencia del BBVA en el capital de esa entidad creada para asumir los activos tóxicos. Y avanzó que es muy posible que el informe de Oliver & Wyman señale una ayuda a la banca de unos 60-000 millones de euros

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.