Con respecto al rechazo del Tribunal Supremo al recurso que había presentado el magistrado contra la admisión de la querella por prevaricación que el sindicato ultraderechista Manos Limpias interpuso contra él, ha manifestado que «entiendo que ha habido motivos para que fuera estimado, el Supremo no lo ha considerado así y yo lo respeto». Preguntado por si tiene algún sentimiento al respecto, el juez ha asegurado que «no, las leyes son igual para todos».

«No es que tenga que proclamar mi inocencia sino que esto es un cauce y cuando corresponda hablar hablaré, y cuando no, no lo voy a hacer por respeto al Tribunal», ha insistido al respecto el magistrado. Garzón ha admitido que ser objeto de una querella «no es agradable evidentemente».

«A nadie le gusta estar pendiente de comparecer ante un tribunal pero tampoco le debe gustar a muchísimas personas pasan día a día por los tribunales de justicia a prestar declaración, a defenderse o a acusar», ha dicho.

Baltasar Garzón también ha tenido palabras de condena para el reciente atentado de ETA que ha acabado con la vida de un policía en Arrigorriaga.

El magistrado ha declarado que se trataba de un profesional que «había trabajado conmigo en el pasado». Garzón ha mostrado su rechazo más absoluto a la violencia etarra, de la que ha afirmado ser una organización anacrónica sin ninguna justificación.

Garzón también ha opinado sobre la decisión acordada entre el Gobierno español y el norteamericano, de que España acoja varios presos de Guantánamo sobre la que ha dicho que «cualquier acuerdo político que incida en el problema de los presos de Guantánamo y de la situación que se vive, es bienvenido».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.