Tras más de 400 años de historia, el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha recibido este martes a su primera mujer decana. Sonia Gumpert ha tomado posesión del cargo en un acto multitudinario en el que ha sido arropada por decenas de compañeros de profesión, y por altos cargos de la política y de la judicatura madrileña.

La delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes; el consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria; la presidenta regional del PP, Esperanza Aguirre; el decano de los jueces de Madrid, José Luis González Armengol;  el fiscal jefe, Manuel Moix y altos directivos de empresas de la región, como Ignacio Garralda, Presidente de Mutua Madrileña, han acompañado, entre otros, a la letrada que se erigió como la candidata del cambio. “Se abre una etapa que quiere pasar de la continuidad al cambio. Que quiere generar ilusión y esperanza”, ha afirmado entre los aplausos de su Junta de Gobierno, donde se encuentran caras tan conocidas para la profesión como el ex fiscal de la Audiencia Nacional, Ignacio Gordillo, o Manuel Valero, presidente de la asociación de abogados del turno de oficio Altodo y muchas novedosas, que dan fe del espíritu renovador de esta candidatura. En el acto estaban presentes abogados de muy diverso tipo de organización, muestra del afán aperturista y diverso que ha manifestado tener la candidatura vencedora.

La nueva decana, que actualmente ejerce en el despacho Monereo, Meyer Marinel-lo (Mmmm), ha dado las gracias a los abogados que la apoyaron con su voto de manera “libre y democrática”, así como a todos los profesionales que han colaborado de una u otra forma en la intensa campaña. El ya ex decano Antonio Hernández-Gil, por su parte, ha hecho mención a los difíciles momentos que se han vivido en los últimos meses afirmando, tras hacer un balance de sus cinco años de mandato, que “el fuego electoral ha sido bastante intenso”. Se refería así a los comicios con mayor índice de participación que ha experimentado el colegio, pero también a los más tensos que se recuerdan.

En las elecciones del pasado 18 de diciembre Gumpert consiguió doblar en votos al decano saliente (6.426 votos frente a 3.293).Tras ser impugnada por siete aspirantes al decanato que alegaban irregularidades en el proceso electoral, la Comisión Electoral acabó dándole la razón a esta licenciada por la Universidad Autónoma de Madrid, que a partir de este martes llevará la batuta del colegio más grande de España.

En la toma de posesión, Gumpert ha dedicado sus primeras palabras a los colegiados, eje central de su proyecto: “Queremos que nuestros compañeros recuperen la ilusión por nuestro colegio. Estamos y estaremos abiertos a la crítica y escucharemos a todo aquel que tenga propuestas que plantear”. La decana, que estuvo también acompañada por el presidente del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Carlos Carnicer, aseguró que trabajará para que los letrados madrileños vuelvan a confiar en el Colegio“porque es la única manera de que la institución tenga confianza en sí misma”.

La especialista en derecho procesal no quiso olvidarse de los abogados del turno de oficio, a los que prometió solucionar el impago reiterado de sus honorarios por parte de la Administración regional. Y también hubo mensaje para el Gobierno central: Gumpert continuará con las reivindicaciones de su antecesor y dirá “no al tasazo”. La decana ha expresado su “indignación”por la única norma que ha conseguido unir a todos los profesionales de la Justicia contra el Ejecutivo: la Ley de Tasas Judiciales. “Esta institución luchará para restablecer el derecho a la justicia para todos y el derecho de igualdad”, ha concluido.