Montoro en una rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros
Montoro en una rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros

El proyecto de ley de reforma del IRPF, aprobado el viernes por el Consejo de Ministros incluye una disposición final en que concede un período de 6 meses desde enero de 2015 para regularizar sin sanción ni recargos las pensiones procedentes del extranjero. La medida afecta tanto a pensionistas extranjeros que ahora residen en España como a nacionales españoles que han retornado después de ser emigrantes en otros países. Se trata mayoritáriamente de  pensionistas que no disfrutan de grandes fortunas.

El Gobierno ha explicado que debido al impulso de los mecanismos internacionales de intercambio de información la Administración Tributaria ha descubierto que muchos contribuyentes residentes en España percibían pensiones desde el extranjero que no declaraban correctamente el IRPF. La edad avanzada y la condición de extranjeros o ex emigrantes de estas personas hacen difícil que estén familiarizados con la legislación tributaria española y por eso Hacienda concede este período extraordinario de regularización.

Durante los 6 meses los contribuyentes deberán presentar autoliquidaciones complementarias de los períodos impositivos no prescritos e ingresar el 100% de la cuota tributaria que corresponde por esas pensiones, pero quedarán exonerados de recargos, sanciones o intereses de demora. Hacienda también condonará por ley las sanciones y recargos liquidados por la Administración al regularizar  este tipo de pensiones y para no perjudicar aquellos contribuyentes que regularizaron espontáneamente, se les condonarán y devolverán los recargos que debieron abonar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.