Reflexiones profundas, no exentas de sentido y valor de Javier Iscar, secretario general de AEADE, Corte de Arbitraje de carácter privado que ha logrado hacerse un hueco al lado de otras instituciones públicas. En un momento en el que se da por aprobada antes del verano una nueva Ley de Mediación que trasponga, por fin, la Directiva de Mediación Civil y Mercantil del 2008, este experto en arbitraje, reclama para este colectivo de instituciones arbitrales y árbitros el reconocimiento como grupo de interés. AEADE pedirá en los próximos días una audiencia al Ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón para hacerle partícipe de sus inquietudes en este terreno

Desde esta entidad arbitral algunas de las claves del impulso definitivo del arbitraje son estas:

La abogacía, clave para la difusión del arbitraje

En este punto coinciden con Iscar muchos otros expertos al afirmar que si no hay voluntad del abogado, en muchas ocasiones, verdadero consejero o asesor del cliente, no habrá posibilidad de acudir al arbitraje. Según los datos de Aeade, menos del uno por mil de los contratos que se redactan en España incorporan una cláusula arbitral y, aún menos, incorporan cláusula de mediación.

En este contexto parece evidente que “ Ni nuestra legislación en materia arbitral, ni la apuesta gubernamental por el arbitraje y la mediación, ni la bendición de jueces y tribunales, ni siquiera las noticias en pro del arbitraje para descongestionar la justicia,” explica el secretario general de AEADE

Los datos sobre la permeabilidad del arbitraje son desalentadores en pleno siglo XXI. “El número de abogados que conocen el arbitraje ha subido del 15% del año 2000 al 40% del año 2011, pero de ellos, los que optan por incorporar una cláusula arbitral o de mediación sigue estando a niveles del año 2000, en un 3% del total. Además, si no se tuviese en cuenta a despachos colectivos de más de 50 abogados con cultura y proyección más internacional, el porcentaje sería inferior al 2%. Se debe incentivar a los abogados para que incluyan cláusulas arbitrales o de mediación en los contratos.”

Pedir minimos para crear una Corte Arbitral. Regulador??

Para el secretario general de AEADE, el consenso existente entre las cinco cortes arbitrales de referencia del país, Corte Española, Corte de la Cámara de Madrid, TAB, CIMA , Corte del Colegio de Abogados de Madridy AEADE, bastaría para poder crear un consenso ese mínimo necesario para crear una entidad arbitral. Cuando le preguntamos a Javier si no cree que sería necesario contar con un organismo regulador de esta actividad, advierte que no es necesario, “el propio mercado te prescribe

Se la la circunstancia que nuestro país es ahora la nación de Europa con mayor proliferación de Cortes Arbitrales que se conocen. Ante esto, el CEA, Club Español del Arbitraje, hizo recomendancion a diferentes Cortes Arbitrales con las que colabora para que adaptaran un único reglamento.

Para ISCAR, La excesiva proliferación de cortes arbitrales -cada año nacen más de cinco instituciones arbitrales nuevas- provoca desconcierto, inseguridad jurídica y desánimo en los abogados, que no ven garantías suficientes para evitar los juzgado Una institución arbitral debe tener infraestructura, medios personales y materiales suficientes para garantizar el servicio los 365 días del año. Se debe tender a la profesionalización.

c)Universidades y Colegios de Abogados no forman al abogado en arbitraje

En un momento como el actual, es fundamental apelar a la formación para el impulso de las soluciones extrajudiciales en nuestro país. Ni la futura Ley de Acceso ha logrado que las Universidades cuenten al menos con una asignatura obligatoria cuatrimestral en materia de arbitraje. “A nivel universitario como asignatura obligatoria. El arbitraje y la mediación para un abogado deben ser tan conocidos como la Ley de Enjuiciamiento Civil.” Explica Iscar

Luego el problema llega en los Colegios de Abogados. Todo el mundo quiere ser árbitro en lugar de abogado de parte. Pero nadie tiene la formación adecuada para luego “venderle” a su cliente el valor añadido de una solución extrajudicial como es el arbitraje. En los Colegios de Abogados se puede promocionar mediante cursos para no iniciados y para avanzados. El arbitraje y la mediación deben ser siempre considerados como una opción real. No deberíamos tener que recurrir a despachos extranjeros para hacer frente a una demanda de arbitraje internacional.

 Selección de árbitros transparente

Ya dicen los expertos que un arbitraje vale lo que son sus árbitros. En este sentido resulta fundamental dotar de transparencia a la institución arbitral como una de sus características. En este sentido AEADE coincide también con el CEA, (CLub Español del Arbitraje)  entidad que tiene un Manual de Buenas prácticas donde quedan recogidas ciertas recomendaciones a las instituciones arbitrales. En este sentido, la transparencia es un valor añadido y ambas entidades coinciden en que as cortes arbitrales deben ser transparentes tanto en su funcionamiento, como en los procesos de selección de árbitros.

Soy partidario de listas abiertas, con poca gente, pero organizadas de forma sectorial, confiesa Iscar.En un momento como el actual no sería descartar que hubiera una lista mixta, formada por juristas y árbitros de equidad. En principio me decanto por el arbitraje de derecho, aunque hay profesionales en equidad muy buenos”.

Otro asunto que tiene que ver con la independencia es que, según AEADE, “Los miembros de la institución arbitral (junta directiva y comités de dirección) no deben ser árbitros ni en la institución que representan, ni en ninguna otra durante el tiempo de su mandato.”

 Control de calidad del trabajo de las instituciones arbitrales

Resulta fundamental saber qué trabajo se está haciendo y que ratios de calidad tiene la institución arbitral. En este sentido podemos recordad que cortes arbitrales como CIMA o Corte de Arbitraje de la Cámara de Madrid, encargan esa función de control de calidad al Secretario de su institución.

Iscar revela que en un momento de recesión como el que nos está tocando vivir se incrementarán más las soluciones extrajudiciales que los pleitos. “Es cierto que se va a generar más conflicto por el momento actual, pero al faltar solvencia las partes buscarán antes de que concluya el proceso una solución a su disputa”. En este sentido señaló ya la práctica que existen en contratos de alto nivel donde se someten a una cláusula de mediación, paso previo al arbitaje o a la jurisdicción voluntaria si no hubiese acuerdo, en función de lo que se haya acordado en ese contrato.

Tambien se muestra partidario de activar la Ley de Jurisdiccion Voluntaria con la presencia de notarios y registradores, fedatarios públicos “Extenderlo a otros colectivos profesionales habrá que hacerlo con cautela, porque lo que es evidente que ambos colectivos citados tienen una formación y preparación que les habilita para ser sujetos activos de esta futura ley que aún está pendiente de aprobar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.