Javier San MartínJavier San Martín tiene varias metas entre manos: que los graduados sociales puedan participar en la asistencia jurídica gratuita, que tengan la potestad de hacer recursos de casación ante el Tribunal Supremo y estar presentes en el Consejo General del Poder Judicial. La consecución de estos tres objetivos “va por buen camino”, afirma el presidente de Consejo General de Graduados Sociales, un gran experto en todo lo que a legislación laboral y seguridad social se refiere. San Martín considera que hay que ahondar más en la reforma laboral pero se muestra totalmente contrario a la implantación del contrato único, la bajada o eliminación del salario mínimo y la implantación los ‘mini jobs’.

La nueva Ley de Servicios Profesionales va a liberar la colegiación en determinados campos. ¿Qué le parece?

El colectivo de graduados sociales esta formado por 25.000 colegiados en toda España. En nuestros despachos estamos gestionando más de 80% de la pequeña mediana empresa de este país. Es decir la mayoría de los autónomos y de pequeños empresarios están representados por nosotros. Para ser graduado social, además de tener el grado en relaciones laborales y recursos humanos, tienes que colegiarte y son los colegios los que supervisan y garantizan que quien está ejerciendo de graduado social tiene la titulación adecuada. La nueva Ley de Servicios Profesionales habla de la no obligación de la colegiación a excepción de determinados colectivos como abogados, procuradores, graduados sociales cuando ejerzamos ante los tribunales. Me parece bien que haya control ante los tribunales pero yo también demando que haya un control para la gestión laboral que hacemos el colectivo de graduados sociales. ¿Por qué? Porque la labor fundamental del graduado social no solamente es la jurisdicción también es el asesoramiento y la gestión.

Los graduados sociales están manejando determinados datos que son cuasi funcionariales, como son las liquidaciones de los seguros sociales en el sistema red y en esto tiene que haber un control porque sino puede dar lugar a situaciones perversas. Entiendo que la Ley de Servicios Profesionales vaya a la liberar la colegiación en determinados campos y profesiones porque se entiende que pueden frenar la economía pero en otros como son los graduados sociales, procuradores o abogados ha de mantenerse por una garantía para el ciudadano.

¿Qué opinión le merece la fusión de colegios provinciales que plantea el Gobierno?

La futura ley establece un nuevo planteamiento de los colegios a nivel nacional, de tal manera que no haya colegios provinciales y que haya un solo colegio territorial. El colegio como tal no desaparecería porque se integrará en el autonómico, con lo que habría uno por cada comunidad. En definitiva es la misma estructura sólo que con menos unidades de mando. ¿Qué opino de este cambio? Bueno veremos que pasa. Yo creo que como está las cosas están bien y lo que está bien no hay que cambiarlo.

La Comisión Nacional de la Competencia ha denunciado que los colegios profesionales restringen la competencia. ¿Comparte esta opinión?

Es verdad, lo ha dicho pero creo que cuando la CNC dijo esto, hace un año, se estaba refiriendo a los colegios técnicos. Es decir aquellos en los que los proyectos de arquitectos e ingenieros estaban tasados de tal manera que no se dinamizaba el mercado de trabajo, ya que eran los propios colegios los que establecían las pautas a seguir. Lo mismo ocurría antes con los abogados, procuradores y graduados sociales en cuanto a honorarios. Pero eso ya ha desaparecido, ahora ya no nos guiamos por esa línea, por lo que creo que la Comisión Nacional de la Competencia no está acertando cuando dice que los colegios profesionales impiden que se dinamice la economía española. Opino que la economía nada tiene que ver con los colegios profesionales.

¿Habrá fusión entre los colegios de abogados y graduados sociales?

Aunque se plantee nunca lo vamos a hacer, el abogado es una profesión totalmente independiente de la del graduado social y, además, queremos que vayan en distinto plano. Es cierto que en determinados ámbitos se habla de esa fusión o de esa absorción pero nosotros queremos mantener nuestra propia independencia.

¿Qué objetivos se ha marcado como presidente del Consejo de Graduados Sociales?

Uno muy importante: que podamos ayudar a los ciudadanos españoles a acudir a la Justicia a través de la asistencia jurídica gratuita o el turno de oficio. La Justicia gratuita nació por el carácter bondadoso de un grupo de abogados que comenzaron a principios del siglo XX a asistir a los pobres. Luego se organizó con los colegios y después los estados tomaron cartas en el asunto. Nosotros hemos hecho lo mismo para la jurisdicción social: nuestros colegios se han organizado. Hay un turno de voluntarios que van ese servicio de asistencia jurídica gratuita a aquellos que carecen de recursos en materia laboral y seguridad social. Ahora lo que queremos es que el Gobierno nos reconozca como operadores de la ley de asistencia jurídica gratuita. No queremos quitarle a nadie lo que es suyo, todo lo contrario. Por ejemplo, en casos de sociedades, civiles y penales serán los abogados los que ejerzan la asistencia gratuita. Pero en materia laboral creo que el justiciable tiene que tener la opción de poder decidir si quiere un abogado o un graduado social.

Paralelamente, la otra gran meta que perseguimos es que el graduado social esté en el puesto que le corresponde en la sociedad española. Ya hacemos los juicios ante el jurado de lo social, hacemos el recurso de suplicación ante los tribunales de justicia y nos falta el recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Esto es lo que queremos, que en la Ley Orgánica del Poder Judicial estemos incorporados en igualdad de derechos que el resto de los operadores jurídicos. De hecho, ahora no hay ninguna diferencia académica entre un abogado, procurador y graduado social. Todos provenimos de la universidad española con 240 créditos y el grado universitario.

¿Cómo va la consecución de estos objetivos?

Fenomenal. Estamos debatiendo todas nuestras propuestas con el Ministerio de Justicia y estamos ilusionados de conseguirlo. stoy convencido de que el Consejo General de la Abogacía también apoyará nuestras pretensiones. Seguro de que lo vamos a conseguir.

¿Cómo les afecta la reforma del poder judicial?

Pretendemos que un graduado social forme parte de Consejo General del Poder Judicial como vocal, ya que podemos aportar algo. Queremos estar ahí. Esperamos que la reforma acoja esta petición.

¿Qué pueden aportar los graduados sociales dentro del Consejo General del Poder Judicial?

Podemos aportar la experiencia en materia de derecho de trabajo y seguridad social cosa que no existe en estos momentos, y un conocimiento tan importante como es el conocimiento laboral de las políticas de empleo o de la jurisprudencia más reciente.

Hablando de reformas ¿considera ya concluida la reforma laboral?

Hay varios aspectos que están sobre la mesa: el contrato único, la supresión del salario mínimo, otra nueva vuelta de tuerca a la reducción del despido improcedente. El Gobierno se está planteando posibles nuevas reformas, si bien es cierto que el presidente del Gobierno señaló el otro día que en materia laboral se ha hecho todo lo que tenía que hacerse. Sin embargo, mi opinión es que se debería haber hecho más. ¿En qué sentido? Los empresarios, aunque en efecto tengan ahora una mayor facilidad para llevar a cabo un despido objetivo, siguen teniendo dificultades. Una empresa no se hace para despedir a trabajadores y si lo hace no es por capricho. Cuando una sociedad tiene dificultades económicas tiene que tener un instrumento jurídico suficiente para dinamizar esa situación. Creo la normativa debería ser más clara en determinados aspectos con menos trabas en algunas cuestiones y aplicar pequeños retoques. Por ejemplo, en materia de modificación horaria o de jornada. Ahora tiene que llevarse por la vía de una negociación colectiva. En cambio en empresas de reducida dimensión, la mayoría en este país, yo creo que no de debería ir por esa vía, sino de forma más individual. Eso que habla la gente de flexiseguridad hay que pulirlo.

Por otra parte, en cuanto a las modalidades contractuales hay una que es vital y que se viene demandando desde hace tiempo: la recuperación del Contrato de Lanzamiento de Nueva Actividad. Algo fundamental para relanzar la economía. Este contrato, que estuvo en vigor a principios de los 90 con muy buenos resultados, estaba dirigido a los empresarios que entraban en el mercado por primera, a los que se les daba la posibilidad de contratar trabajadores por un plazo de tres años con una serie de condiciones muy beneficiosas. Ahora sólo tienes la opción o de hacer un contrato por obra o servicio o un contrato fijo. Así no se crea fijeza en nuestro país ya que la gente va a las triquiñuelas.

Pero la nueva Ley de Emprendedores contempla una modalidad de contratación bonificada para los nuevos empresarios…

El contrato de emprendedores tiene una dimensión de un año. Pero hay muchos negocios que necesitan un ciclo más largo. En parte está bien pero no es el que necesita la economía española.

¿Contrato único o no?

No, por una razón clara: los trabajadores hasta llegar a la situación actual han tenido una lucha importante en cuanto a los derechos. Lo que no puede ser es que la crisis rompa el logro de los derechos de los trabajadores. Las leyes tienen que establecer varios tipos de contratación que puedas convivir conjuntamente. El contrato único supondría una vuelta a la explotación y no estamos para esa situación. El empleo no lo crea el derecho lo crea la economía. Lo que tiene que hacer el Gobierno es buscar más políticas activas de empleo.

¿Y que opina de los ‘mini jobs’?

Resultó en Alemania pero la estructura de Alemania nada tiene que ver con la de España. Los ‘mini jobs’ han dado lugar, posteriormente, a una situación de prácticamente indigencia a aquellos que lo practicaron en Alemania y que ahora tienen unas pensiones ridículas. Es un experimento que no tiene que hacerse en España. Igualmente creo que no se debe rebajar el salario mínimo interprofesional porque es un valor fundamental en nuestra estructura jurídica para muchas cosas por ejemplo para fijar la pensión mínima o el valor de referencia para determinadas cuestiones de régimen de arrendamiento. No se puede tocar una figura institucional que forme parte de la sociedad española, como el salario mínimo o las pensiones. Eso supondría una revolución.

Sus principales clientes, autónomos y pequeñas y medianas empresas siguen atravesando por momentos duros. ¿Ha pasado lo peor?

Están atravesando una situación muy compleja por culpa de la financiación. El pequeño mediano empresario necesita de forma especial la financiación para poder acometer sus proyectos. La ley de emprendedores sólo no vale. Además, el empresario necesita crédito, liquidez capacidad de poder comprar, poder gastar, poder invertir y mientras eso no ocurra va a ser muy difícil que los autónomos y pequeñas empresas vuelvan a crecer. Hoy hemos conocido un buen dato de empleo. Es lógico, el país de alguna manera está ajustando su estructura, estamos anticipándonos al verano, con la consiguiente contratación de gente para la hostelería y turismo. Pero lo cierto es que la pequeña y mediana empresa está en un momento de congelación de su actividad económica porque le falta capacidad crediticia y de liquidez para poder afrontar sus proyectos. Sin embargo, dicho lo dicho, creo que España está en estos momentos situada para despegar. Además del último dato de empleo, hay una serie de ratios económicos que lo marcan como la balanza de pagos: el comercio exterior está funcionando. Los españoles llevamos ya casi cinco años ajustándonos el cinturón, controlando el gasto y eso quiere decir que nuestro país en muy poco tiempo puede volver a recuperar la situación que tenía.

1 Comentario

  1. DESDE UNA VISION DE CONJUNTO,POR PARTE DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS DE GRADUADOS SOCIALES, Y EN RELACION A LAS PREGUNTAS FORMULADAS, ENTIENDO QUE SON PERFECTAMENTE ASUMIBLES Y COMPARTIDAS POR TODOS Y CADA UNO DE LOS PROFESIONALES QUE NOS DEDICAMOS A LA PROFESION DE GRADADO SOCIAL. DEFINE LAS LINEAS EN LAS QUE ESTA TRABAJANDO NUESTRO CONSEJO GENERAL PONE EL ACENTO EN DETERMINADAS CUESTIONES, TODAS ELLAS DE SUMA IMPORTANCIA PARA LA PROFESION PARA LA SOCIEDAD EN GENERAL. MI MAS SINCERA FELICITACION PRESIDENTE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.