Hemos concertado esta entrevista via correo electrónico mientras cerraba unos negocios en Miami. Ya se sabe que un abogado sigue a sus clientes, allá donde ellos hagan negocios.  Es evidente que Javier Tebas, (Costa Rica, 1962) , tiene clara consciencia que es un abogado mediático, muy  a su pesar,  por los conflictos que lleva muy vinculados al emergente derecho deportivo. Después de estar muchos años en la LFP (Liga de Fútbol Profesional) como vicepresidente 1º, ahora coordina el G-30,  y es uno de los defensores del canon digital para las emisoras de radio, práctica que ya es común en otros países de Europa, pero que en España ha generado un gran revuelo y el enfrentamiento entre ambas instituciones : “Nosotros respetamos el derecho a la información. De hecho ofrecemos a las emisoras de radio la posibilidad que hagan su trabajo, a través de un documento que les presentamos, para que informaran, eso sí, nunca en directo.”, comenta. Desde su perspectiva, el derecho a la información necesita de un debate profundo en nuestro país. Y espera que el nuevo Gobierno que salga de las urnas le preste más y mejor atención a este asunto “Y darse cuenta que otros países ya han sabido adaptar este nuevo escenario con el canon digital radiofónico sin traumas”

Tebas & Coiduras y Asociados, su despacho de toda la vida,  organiza una atractiva jornada sobre los retos del Derecho Deportivo el próximo dia 21 en la capital de España con invitados de primera línea: “Vamos a huir de lo ya debatido para analizar que legislación deportiva necesita este país para que el deporte profesional progrese”, comenta.  Desde su punto de vista es fundamental actualizar la vigente  Ley del Deporte que data de 1990 y que no contemplaba el desarrollo de nuestra sociedad. Es evidente que vivimos otros tiempos y tanto la proliferación de las cadenas de televisión como el fenómeno Internet y sus diferentes plataformas no estaban en el guión. “Se necesita una Ley de Deporte Profesional  tal y como varios expertos ya le comentamos al anterior Secretario de Estado, Jaime Lissavetzky y en ese contexto hacer pertinentes reformas tanto  a la ley de Sociedades Anónimas Deportivas, como a la última reforma concursal que no ayuda  precisamente a que los clubes salgan del concurso.  Ahora, con los cambios legislativos introducidos los clubes con problemas podrían bajar de categoría y verse abocados a la liquidación,” advierte

 

Según muchos expertos el  derecho deportivo es un concepto muy amplio: hay que verlo como una disciplina trasversal con fuertes relaciones en el plano mercantil, laboral, fiscal, penal o en el plano privado internacional. “En la medida de lo posible su crecimiento y auge normativo viene paralelo a la profesionalización del deporte”, explica Javier Tebas. De hecho nos confiesa que estamos ante el primer sector de ocio del país. “Su imparable crecimiento hace que se multipliquen los conflictos y que los abogados seamos más especialistas en un asunto concreto que asesores generalistas”. Confiesa.  Su propio despacho creó por ello la  marca Law Sport (www.lawsport.com ). Ahora uno de los  referentes nacional e internacional en todos los ámbitos del Derecho deportivo, al contar entre sus clientes con Sociedades Anónimas Deportivas, Clubes, deportistas, agentes y técnicos de la élite competicional nacional e internacional.

Tebas lidera el conocido como G30, que engloba a todos los equipos de Segunda y a parte de los modestos de Primera, en todas las negociaciones referentes al último contrato televisivo con Mediapro y al reparto de esas cantidades, punto de enfrentamiento en estos momentos con el conocido como G6, que encabezan el Sevilla y el Villarreal.. Desde su experiencia,   revela que es más complejo asesorar a una entidad deportiva que al propio deportista. “Sueles ser continuos determinados  conflictos fiscales o laborales en el deporte profesional mientras que la vida del deportista  suele ser más tranquila”. Y revela un dato importante, aunque pueda ser anecdótico. En época de crisis hay un consumo mayor de los partidos televisados de fútbol, “las familias disminuyen su gasto en ocio y muchas de ellas prefieren alquilar los partidos televisados, ahora, como todo, también sometidos a una reconversión de su modelo de explotación genera  ofertas bastante atractivas”.

Sr Tebas ¿Qué vigencia tiene la actual Ley del Deporte profesional en estos momentos?

Creo que por los tiempos que vivimos se ha quedado pequeña y ya no nos vale para regular otra realidad más rica como es el entorno que vivimos en estos momentos. En los años noventa las relaciones que existían en los clubes profesionales eran muy diferentes a las actuales. Fíjese aún estábamos en España digiriendo el fenómeno de las televisiones privadas, aún muy incipiente. Ahora nos encontramos en un escenario diferente con múltiples cadenas televisivas y el fenómeno de Internet. Todos estos elementos han cambiado las reglas del deporte profesional y por eso se necesita una legislación adecuada al momento que vivimos

Desde esa perspectiva de nuevo marco legislativo ¿Qué modelo deberíamos seguir entonces, quizás el anglosajón…?

Si hablamos de modelo anglosajón y nos centramos en el mundo americano no acaba de convencerme lo que hacen. Es un sistema de ligas cerradas con bastante intervención por parte del Estado, cosa que llama la atención en el país más liberal del mundo.. Es posible que se pudiera adoptar algo de lo que ellos hacen, pero creo que no seria la solución ideal.

Creo que podemos ver en nuestro entorno como otros países como Alemania se han adaptado al nuevo escenario en el que vivimos. Tienen un sistema judicial más rápido y asuntos como el de las sociedades anónimas deportivas o el canon que pagan las radios por  entrar en los espectáculos deportivos ya lo asumieron hace años. Ahí por ejemplo el fallo del Supremo Alemán deja claro lo que se entiende por derecho a la información.

Da la sensación, ahora que cita a las sociedades anónimas deportivas que ha sido un fenómeno que no ha funcionado en nuestro país…

Creo que quien pensó que con la aprobación de la ley que regula las Sociedades Anónimas Deportivas iba a frenarse la deuda del fútbol español cometió un gran error.

El problema del fútbol español tiene un componente estructural importante. Hay casos puntuales de mala gestión pero en definitiva se trata que el éxito deportivo condiciona la viabilidad económica de los clubes.

Le pongo un ejemplo, si usted puede mantener un club en Primera División a nivel de clasificación eso significa que su supervivencia económica está garantizada. Si ese equipo desciende a Segunda, la ruina económica es inevitable en muchos casos que conocemos.

Es fundamental poner soluciones a esta solución porque el fracaso deportivo no debe ser la clave de la viabilidad de una entidad deportiva, en este caso un club de fútbol.

Tengo que preguntarle, ahora que hablamos de gestión deportiva, de los derechos televisivos y de la propuesta del presidente del Sevilla, José Maria del Nido, de cambiar el reparto…

Del Nido tiene mucho tirón mediático. Pero ya muchos de nosotros en el 2003 ya defendíamos desde el G30 una gestión centralizada de los derechos televisivos.

Lo que nadie ha explicado es que ya existe un acuerdo de 16 de noviembre del 2010  que han firmado Real Madrid, Barcelona, At Madrid y Valencia y otros 29 clubes  donde ya se busca un reparto más equitativo de esos derechos audiovisuales.  Estamos ahora mismo en un momento de transición al respecto del reparto.

En este sentido hemos logrado que clubes que han bajado a Segunda División como el caso del Deportivo de la Coruña  han podido percibir una cantidad que asciende a unos 15 millones pese al descenso de categoría.  Esa cantidad casi supone sus derechos audiovisuales en Primera.

¿Podremos llegar a un modelo similar al italiano de venta centralizada de derechos?

Creo que es cuestión de tiempo. La mayoría de los clubes esta a favor de la venta centralizada. Eso significaría que desde la LFP se venderían todos los derechos audiovisuales. El tema seria ver como se reparten. Y qué porcentaje le corresponden a los clubes de Primera; los descendidos porque ahora  esta venta se hace individual. Cada club vende sus derechos en un teórico mercado.

En este contexto desde el G30 advertimos  el gran peso específico que estaban tomando Real Madrid y Barcelona, entre los dos más del 50 por cien del total de los derechos audiovisuales.

Con el acuerdo del 2010 que hemos citado con anterioridad se quiere corregir esta situación. Se pretende que ambos equipos solo ocupen el 17% del total entre los dos con la idea que se vaya reduciendo de forma progresiva.. Este nuevo acuerdo entrará en vigor a partir del 2014. En estos momentos vivimos una transición porque no se puede implantar este cambio de forma directa como pide José María del Nido, sería una catástrofe económica.

Desde fuera se advierte la gran dependencia de los clubes de los derechos televisivos, ¿no habría que mirar a Europa y desarrollar más otro tipo de ingresos?

Es quizá una de las asignaturas pendientes del fútbol español; buscar otros ingresos, como han hecho Alemania o Inglaterra que no procedan de los derechos audiovisuales.

En esos países se ha producido un cambio profundo en los estadios deportivos; son más bien centros comerciales deportivos donde se fideliza al asistente, al ser instalaciones cómodas y funcionales, por todas las prestaciones que tiene.

Hablando de ingresos, menudo revuelo existe con el enfrentamiento que existe entre los clubes deportivos y las emisoras de radio…

Debemos dejar de ser los tontos de Europa. Este fenómeno de la gratuidad solo lo conozco en España. Las grandes ligas ya tienen este tema solventado hace muchos años  y nuestras emisoras abonan un dinero en competiciones como Champions League o Eurocopa.

Las emisoras de radio en sus reivindicaciones esgrimían al principio el derecho a la información y hoy pude leír en un diario de información general que es arte, similar a la pintura o escultura.  Creo que la evolución del concepto a estos extremos deja claro l a falta de razón en sus planteamientos.

En este proceso de negociación, ¿Cómo han encajado la demanda de RNE, contra la LFP apelando al derecho a la información?

No hay ninguna negociación seria en estos momentos. Partimos ambas partes de un concepto diferente como puede ver. Creemos que los clubes que generan el espectáculo deportivo tienen derecho a recibir una cantidad de las propias emisoras.

Que quieran pagar por el uso de las cabinas radiofónicas no se entiende. La cantidad que ellos plantean no es ni de lejos la que nosotros hemos estimado.

Sobre la denuncia de RNE, era algo ya previsible desde hace tiempo. El Estado de Derecho está para que cada uno lo pueda utilizar si ve vulnerados sus derechos.  Es curioso que la denuncia venga de la única emisora que no comercializa publicidad. Creen que asi sus ataques a la Liga de Fútbol tendrán mas consistencia. De todas formas es evidente que RNE compite en un mercado por oyentes ante otras cadenas de radio.

Quizás lo peor de estos temas es la presión mediática añadida que tienen consigo…

La verdad es que parecemos los malos de la película y solo defendemos unos intereses que creemos que son justos. Lo peor es que se esté llegando a la amenaza o insulto por cuestiones de este tipo.  Cuando se entra en descalificaciones personales es porque no hay argumentos de fondo para defender tus propuestas.

¿Le preocupa que el PP ya haya dicho que respalda el derecho a la información de las emisoras de radio.?

Vamos a ver. Nosotros respetamos el derecho a la información. De hecho ofrecemos a las emisoras de radio la posibilidad que hagan su trabajo, a través de un documento que les presentamos, para que informaran, eso sí, nunca en directo.

Creo que el derecho a la información no debe estar sujeta a la inmediatez del evento. En este sentido el TS alemán ha dejado claro qué se entiende por derecho a la información.

Al Partido Popular lo que le pido es que fomente un debate serio en el propio Parlamento sobre el propio derecho a la información  en el contexto del deporte profesional. No sería nada malo que incluso se pudiera crear una Comisión Parlamentaria sobre este tema.. Ahora mismo como se cataloga en otros países este derecho no tiene nada que ver con la propia realidad española en estos momentos.

¿Qué otros temas le pide al Gobierno que salga de las urnas el próximo 20N?

Que cumpla con urgencia el mandato legislativo derivado de la Ley Concursal, donde la disposición adicional segunda bis, donde se señala que en los próximos seis meses se presentará al Congreso una Ley de Insolvencias deportivas. Creo que es fundamental que se aborde ese tema. La nueva reforma concursal deja a los clubes deportivos sin derecho a concursar. Hay tantas penalizaciones que se señalan que les será difícil ir a concurso.

Es curioso lo que dice, hasta ahora los clubes deportivos han salido a flotes del concurso mientras muchas empresas entraban en una irremediable liquidación…

Hasta ahora el deporte profesional era el único sector donde el cien por cien de los concursos acababan en convenios. El convenio es la herramienta que permite asegurar que los acreedores cobrarán. Precisamente la reforma crea limitaciones para que los clubes se presenten en los concursos.

Se da prioridad a la normativa deportiva sobre la concursal. No puede ser que un reglamento federativo tenga más valor que una Ley aprobada en el Congreso.  Lo peor de los cambios es que ahora la reforma habla de bajar de categoría al club en concurso. Si eso se produce, muchos entrarán en liquidación por lo que hemos hablado al principio de esta entrevista.

Otro asunto del que tengo que preguntarle es sobre el doping  en nuestro país. Iniciativas como la Operación Galgo no deberían volverse a poner en marcha de forma tan temeraria…

Lo primero que hay que darse cuenta que el problema del doping es algo muy concreto y específico. Creo que la triste Operación Puerto contra muchas ciclistas españoles y luego la citada Operación Galgo han magnificado un problema que solo afecta al 0,5 por cien de la población española.  En el asunto del dopaje se hacen mal las cosas y se están violando los derechos fundamentales de muchos atletas.  Es fundamental buscar un equilibrio entre la vida personal e intimidad de los deportistas y los controles de dopaje que se efectúan.

Respecto a la AMA, (Agencia Mundial Antidopaje) me preocupa su funcionamiento y su afán de buscar una cabeza de turco cada cierto tiempo. Es evidente que su existencia es necesaria pero no pueden imponer sus normas sobre la base democrática de cualquier Estado. Igual pasa como entidades como UEFA o FIFA, entidades de derecho privado, con gran poder que sienten estar por encima de la legislación de cualquier país.

Por último, Sr Tebas ¿Dónde ubica al deporte profesional español dentro de cinco años?

En primer lugar hay que darse cuenta que aún estaremos en camino de la recuperación económica de la crisis que hoy vive Europa. Confiemos que para esa fecha la deuda del fútbol española empiece a disminuir.

Y que exista una nueva legislación que ayude a generar más ingresos, de los ya existentes, en el propio deporte profesional. En este sentido habrá que abordar realidades audiovisuales como Internet de cara a que también los clubes deportivos se puedan beneficiar de su actividad

 

 

 

 

 


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.