Círculo Legal celebró en la Cámara de Comercio de Mallorca una Jornada sobre “la posición del asesor fiscal en el delito contra la Hacienda Pública”. El acto fue organizado por el Colegio de Titulados Mercantiles de Baleares (COTME) cuyo gerente D. Rafael Domingo presentó el acto: Intervinieron como ponentes Adalberto Guerrero y Diego Cabezuela, socios directores de CIRCULO LEGAL en Barcelona y Madrid respectivamente.

La jornada contó con la participación de un nutrido grupo de profesionales del sector jurídico, titulados mercantiles, economistas y censores jurados de cuentas y en ella se abordó la preocupación que crece entre los asesores fiscales por los riesgos en que se ven inmersos en el desarrollo de su profesión, a causa de las infracciones tributarias de sus clientes, cuando éstas se adentran en el ámbito de la responsabilidad penal. Actuaciones inherentes al cometido del asesor, como son el consejo, el planteamiento de determinadas operaciones, o la búsqueda de fórmulas de ahorro fiscal para problemas o negocios de sus clientes, tienden a confundirse con demasiada frecuencia con conceptos penales tales como la inducción, la cooperación o la complicidad, que pueden llevar a la imputación penal del asesor e incluso a su condena. Esta preocupación se ha visto acentuada por la reciente reforma del Código Penal, al endurecer el tratamiento del delito contra la Hacienda Pública y convertirlo, además, en uno de los incluidos en el nuevo régimen de responsabilidad penal de la persona jurídica; aumentando seguramente la vulnerabilidad de los asesores internos de las empresas.

Los ponentes destacaron que la mayoría de las condenas por delito fiscal que recaen sobre asesores fiscales en la práctica de los tribunales responden a extralimitaciones claras, y muy fáciles de identificar; tales como intervenir en la obtención o utilización de facturas falsas; actuar como testaferro en operaciones simuladas para beneficio de sus clientes, interviniendo en la firma de escrituras, o prestándose a figurar como accionista o administrador en sociedades usadas para defraudar etc. Sin embargo existen también condenas en casos mucho menos claros, donde la indefensión del asesor frente a la imputación penal es patente, como son los casos de simple consejo, planteamiento o diseño de operaciones complejas etc., donde la línea divisoria entre los conceptos de asesoramiento o recomendación, e inducción o cooperación es muy sutil. Señalaron que sería deseable que la profesión de asesor fiscal contase con una regulación legal que marcara claramente su contenido y el ámbito de responsabilidad de los que la practican, de forma que se pusiera fin a la situación actual, de escasa o nula seguridad jurídica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.