La Sala de lo Contencioso administrativo de la Audiencia Nacional ha dictado una sentencia en la que desestima el recurso presentado por Greenpeace España contra la resolución del secretario de Estado de Energía, de fecha 23 de diciembre de 2009, por la que se efectuó la convocatoria pública para la selección de los municipios candidatos a albergar el cementerio nuclear.

La recurrente alegaba en su recurso motivos tanto de fondo como de forma y, en concreto, la improcedencia de la forma jurídica adoptada, la vulneración del derecho de información y participación, la ausencia de documentos esenciales y el desconocimiento de las cuestiones medioambientales, entre otros.

La Sala rechaza en su sentencia todos los argumentos invocados por Greenpeace. En cuanto a la forma adoptada, recuerda que se trataba de un acto administrativo y, por tanto, es conforme a Derecho acordarlo por resolución del secretario de Estado.

Derecho de información

En relación a la vulneración de derechos de información, el Tribunal entiende que se han respetado y se ha posibilitado la participación del público en la toma de decisiones. La resolución judicial deja constancia de la publicación de una nota divulgativa de la convocatoria en 154 cabeceras de medios de comunicación y que, además, se habilitó una página web específica.

Los jueces consideran que tampoco se han omitido documentos sustanciales y esenciales para realizar la convocatoria, puesto que enesa fase previa de selección no eran preceptivos esos documentos que la recurrente consideraba omitidos.

Para concluir, la Sala señala que sí se tuvieron en cuenta las cuestiones medioambientales. En este caso, se contemplaban dos posibilidades: la instalación de almacenes temporales individuales o un solo almacén centralizado, si bien se llegó a la conclusión de que era la segunda de las opciones la más respetuosa con el medio ambiente y por eso se optó por ella.

El ATC en Villar de Cañas, sigue adelante

 El ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, afirmó  que la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) para residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca) «sigue adelante», pese a las protestas en contra del proyecto celebradas este fin de semana.

«El Gobierno ha tomado esta decisión que, más que política, es de sentido común», señaló Soria a su llegada a una reunión del Consejo de Ministros de Energía de la UE, que se celebra en Bruselas.

Entre mil y cinco mil personas (según las cifras de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha y de los organizadores, respectivamente) se concentraron en Villar de Cañas este fin de semana para mostrar su rechazo al ATC.

Los ecologistas y partidos como Izquierda Unida y Equo acusan al Ejecutivo de Mariano Rajoy de haber tomado esta decisión por razones políticas, sin contar con la opinión ciudadana y con una rapidez inadecuada, solo nueve días después de la toma de posesión cuando la polémica cuestión había estado encallada durante siete años.

El ministro aseguró que todos los trámites para la puesta en marcha del proyecto «estaban ya realizados por el anterior gobierno», socialista, por lo que el Ejecutivo del Partido Popular solo ha elegido entre los ocho emplazamientos que cumplían los requisitos exigidos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.