pasajerosLa Comisión Europea ha presentado este miércoles un paquete de medidas para garantizar nuevos derechos de información, asistencia y transporte alternativo a los pasajeros aéreos que se encuentran bloqueados en el aeropuerto.

Al mismo tiempo, representantes de la Comisión han asegurado que habrá “mejores procedimientos de reclamación y medidas de aplicación para que los pasajeros puedan hacer valer realmente sus derechos”.

Sin embargo, este anuncio ya ha encontrado una fuerte oposición por parte de entidades de defensa de los consumidores como Facua, que ha alertado de que la Unión Europea quiere “recortar derechos a los viajeros en una clara concesión al sector aéro”. La entidad también considera que la Comisión se plantea reducir las indemnizaciones a los usuarios por retrasos y cancelaciones “en lugar de velar porque se respete la limitada normativa actual”.

Concretamente, Facua advierte de que estas medidas podrían disparar el overbooking al otorgar a las compañías una “mayor impunidad” a la hora de cancelar un vuelo por la venta excesiva de plazas y considera un “auténtico despropósito” plantear que sólo los consumidores cuyos vuelos se hayan retrasado a partir de cinco horas sean los que se vayan a ver compensados, “cuando ya de por sí el plazo de tres horas vigente resulta excesivo”, dicen.

En cambio, la Comsión asegura que la propuesta sobre los derechos de los pasajeros aéreos aclara algunas incertidumbres jurídicas e introduce nuevos derechos en caso necesario (véase la lista completa en MEMO/13/203 ).

El vicepresidente y responsable de Transportes de la Comisión Europea, Siim Kallas, ha declarado que “es muy importante que los derechos de los pasajeros no se queden en el papel. Todos necesitamos poder hacerlos valer cuando más necesitamos, cuando las cosas van mal. Sabemos que la prioridad real de los pasajeros bloqueados es volver a casa. Por eso nos centramos en la información, la asistencia y el transporte alternativo efectivo, con el objetivo de dirigir los pasajeros lo antes posible hacia donde quieren ir, dejando a las compañías aéreas el tiempo necesario para resolver los problemas “.

La propuesta actualiza los derechos de los pasajeros en cuatro aspectos, descritos de la siguiente forma por parte de la Comisión:

1. Aclaración de puntos de incertidumbre: derechos de información sobre vuelos retrasados ??o cancelados, circunstancias extraordinarias; derechos en caso de grandes retrasos y de retrasos en la plataforma del aeropuerto, planificación de contingencias; derechos a transporte alternativo y derechos relacionados con los vuelos de conexión.

2. Nuevos derechos: casos de reprogramación de los horarios; nombres mal escritos; nuevos derechos en caso de manipulación incorrecta de los equipajes y transparencia con respecto al equipaje de mano y en el equipaje facturado.

3. Cumplimiento, tramitación de las reclamaciones y sanciones: control más estricto de las compañías aéreas por las autoridades nacionales y europeas (seguimiento e investigaciones conjuntas); tramitación de las reclamaciones y respeto de los derechos individuales (incluida la obligación de las compañías aéreas de responder a las reclamaciones en un plazo de dos meses); insolvencia.

4. Carga financiera desproporcionada: límites de la asistencia; límites para las operaciones regionales; reparto de la carga económica.