Para este año se convocarán 17.948 plazas de acceso libre, a las que se sumarán otras 2.613 de promoción interna, en total 20.561 plazas.

Las plazas para 2009 contrastan con las ofertadas en 2008, año para el que se convocó la mayor OEP de la historia española, con 35.895 puestos ofertados.

La titular de Administraciones Públicas, Elena Salgado, señaló que la OEP para 2009 es “muy austera y muy adecuada” al actual momento económico.

No obstante, precisó que la reducción del número de plazas en la convocatoria de este año, consistente en reponer sólo el 30% de las vacantes, no afectará a la prestación de los servicios públicos esenciales.

La limitación de la tasa de reposición no se ha aplicado de manera estrictamente proporcional, ya que se ha primado la incorporación de empleados públicos en los sectores que pueden contribuir a la recuperación de la economía española, como el de las tecnologías de la información y la lucha contra el fraude fiscal.

Este tope, insistió Salgado, no se aplica a los servicios públicos considerados esenciales, como las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado, que contará con 4.957 plazas; la Administración de Justicia (2.883 plazas), Instituciones Penitenciarias (1.572 plazas), Educación, Sanidad, Inspección de Trabajo o seguridad aérea.

Tampoco afectará al personal que trabaja en la gestión de las políticas activas de empleo, de las prestaciones por desempleo y en el control y lucha contra el fraude fiscal y el control del gasto público, subrayó la ministra.