También es superior al ahorro logrado conjuntamente entre pensionistas y funcionarios, ya que el Gobierno logrará 2.400 millones con la reducción del 5% del salario de los funcionarios, el primer recorte que se realiza al colectivo en España.

El gasto en la ayuda de los 400 euros si se suman los dos años que ha estado en vigor -en la declaración del IRPF de 2009, que se realiza estos meses, sigue vigente- supera los 10.000 millones de euros -este ejercicio el gasto será menor porque hay más personas desempleadas y la deducción es para pensionistas y asalariados-.

Dos terceras partes de los 15.000 millones que el Ejecutivo pretende ahorrar este año y el próximo con las medidas presentadas la semana pasada y que también incluyen un descenso de la inversión pública y la desaparición del ‘cheque bebé’, otra medida estrella en gasto social.

La ayuda de 400 euros ha terminado por ser una de las medidas más criticadas del Gobierno y, de hecho, pasará a ser prácticamente imperceptible para el próximo año ya que se suprime para los que ganan más de 12.000 euros anuales.

Su impacto sobre el consumo y el crecimiento económico ha sido muy pequeño debido a que las familias, inquietas por la crisis y la fuerte subida del paro, han decidido reducir sus gastos y han colocado el ahorro en máximos históricos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.