“Esto supone que el coste diario de la deuda se ha incrementado un 403 por ciento desde el año 2004, cuando suponía un coste total de 172,8 millones de euros, 0,4 millones diarios”, indicó Lucas, quien aseguró que esta situación es “un auténtico despropósito”.

Según los últimos datos oficiales publicados por el Banco de España, la deuda del Ayuntamiento de Madrid y de Madrid Calle 30 asciende, a 30 de septiembre de 2009, a 7.364 millones de euros.

A ello hay que añadir que la deuda de las empresas municipales que no consolidan con el Ayuntamiento (la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo, Madrid Espacios y Congresos y la Empresa Municipal de Transportes) es de 1.252 millones de euros, según el presupuesto 2009, y llegará hasta los 1.374 millones de euros en 2010.

En opinión de Lucas, “para hacer frente a este descontrol está sirviendo la alta presión fiscal, la tasa de basuras, los incrementos del IBI y el aumento desproporcionado de los impuestos”. “La deuda de la ciudad de Madrid se ha convertido en un impuesto más para los madrileños, deuda que no sirve para hacer más inversiones, prestar más servicios o para ayudar a los madrileños ante la crisis”, apuntó.

El portavoz socialista señaló que esta deuda sólo sirve para pagar “los desmanes económicos” y “el despilfarro” que, sin duda, a su juicio, se han convertido en la seña de identidad de “un Gobierno agotado, como es el del señor Gallardón, y que lamentablemente tienen que sufrir todos los madrileños”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.