contratos-sector-publico (300x206)El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha puesto en marcha hoy, a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) el nuevo sistema de simplificación administrativa de la contratación que reduce los modelos de contrato de 42 a sólo cuatro: indefinido, temporal, de formación y aprendizaje y en prácticas. Sin embargo, la medida no supone un cambio en la legislación ni la eliminación de ninguno de los distintos tipos de contratos, sino simplemente la reducción de los modelos a presentar ante la Administración por parte del empresario cuando contrata a un trabajador.

Los cuatro modelos que ha creado el Ministerio de Empleo agrupan los diferentes tipos de contratos que existen: indefinidos, temporal, de formación y de prácticas. A su vez, cada uno de ellos se dividen en diferentes variedades. Así, por ejemplo, dentro de los temporales sigue existiendo el contrato de obra o servicio, el de interinidad, el eventual para momentos en que aumenta la producción y un largo etcétera que llega hasta las 26 variedades. Algo similar sucede con los indefinidos, entre los que se puede contar hasta 17 versiones, atendiendo a la guía publicada por el Ministerio que acompaña a la medida.

Asimismo, se pone en marcha a partir de este miércoles el nuevo asistente virtual al que se podrá acceder desde el portal del SEPE, que guiará al empleador hacia el tipo de contrato que mejor se adapte a sus necesidades productivas, en un proceso que podrá efectuarse en sólo cinco pasos.

El Gobierno considera que en el actual momento económico hay que facilitar la contratación y hacerla fácil y atractiva para los empleadores, reduciendo trabas administrativas, al tiempo que resulte transparente para los trabajadores, cuyos derechos se mantienen plenamente con el nuevo sistema.

El asistente permite, en primer lugar, seleccionar las características del empleador. A continuación, se elige el perfil de trabajador que se desea contratar. El siguiente paso consiste en indicar el tipo de jornada que necesita para ese trabajador (a tiempo completo, a tiempo parcial o fijo discontinuo).

En el cuarto paso se selecciona el tipo de contrato, dentro de las cuatro tipologías existentes (indefinido, temporal, de formación y aprendizaje o en prácticas). Por último, el quinto y último paso permite elegir las cláusulas específicas del contrato que se corresponden con los incentivos de los que puede beneficiarse el empleador en función de las selecciones anteriores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.