Este descenso de los ingresos generados por el impuesto de matriculación transferido a las comunidades autónomas se explica principalmente por la caída del mercado automovilístico.

Según los datos de Hacienda, las matriculaciones bajaron un 16,4% en 2009, hasta 896.304 unidades.

El descenso de la recaudación es más acusado que la caída de las ventas por el desplazamiento de la demanda hacia vehículos de menor tamaño y con menores emisiones, dado que los coches que emiten menos de 120 gramos por kilómetro están exentos del impuesto de matriculación.

Los datos de la Agencia Tributaria revelan que la recaudación media por vehículo en concepto de impuesto de matriculación alcanzó en 2009 un total de 790 euros, cifra inferior en un 21,3% a los 1.004 euros contabilizados en el mismo período del ejercicio precedente.

Las ventas de automóviles nuevos generaron el pasado año un volumen de negocio de 13.854 millones de euros, lo que se traduce en una reducción del 20,1% frente a los 17.342 millones de euros de base imponible registrada en 2008.

El precio medio de los automóviles nuevos en el mercado español se situó en 2009 en 16.247 euros, cifra inferior en un 5,3% a los 17.156 euros de media correspondiente al año anterior.

La orientación de la demanda hacia coches con motores más pequeños y, por consiguiente, más eficientes, trajo consigo un reducción de las emisiones de CO2 de los coches matriculados el pasado año, que bajó un 4%, hasta 144 gramos por kilómetro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.