El volumen de créditos de dudoso cobro alcanzó en marzo los 79.448 millones, casi cuatro veces más que los 21.578 millones de 2008, según informó el Banco de España.

La morosidad en España continúa aumentando en 2009, un año en el que podría llegar, incluso, hasta el 9%, alcanzando por tanto, cifras similares a las registradas en la crisis económica de los años 90.

El saldo total de créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito alcanzó 1,86 billones de euros en marzo, de los que 79.448 millones de euros eran dudosos, casi cuatro veces más que hace un año.

Sin tener en cuenta los establecimientos financieros de crédito (EFC), el saldo total del sector se reduce en marzo en más de 55.000 millones de euros hasta 1,80 billones de euros.

La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito a particulares y empresas subió en marzo hasta el 4,15%, nivel que no alcanzaba desde hace doce años, según datos del Banco de España.

Se trata del vigésimo primer repunte consecutivo y de la tasa de morosidad más alta desde enero de 1997, cuando alcanzó el mismo nivel, el 4,15%. A pesar de su progresión, el ritmo de crecimiento se ha moderado, ya que en febrero la tasa creció 0,33 puntos frente a enero, mientras que en marzo sólo ha crecido 0,03 puntos en relación a la de febrero.

Por tipos de entidades, las cajas alcanzaron una morosidad del 4,78% en marzo, lo que supone un ligero descenso de 0,06 puntos respecto a la tasa de febrero, que se situó en el 4,84%, aunque siguen liderando la tasa del sector, por detrás de los EFC.

El descenso de marzo es el primero que se produce desde septiembre de 2006, cuando descendió al 0,70% frente al 0,71% de agosto, pero sigue siendo la más alta desde septiembre de 2006, cuando se situó en el 4,74%.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.