.- Más de 500 accionistas presentarán una reclamación patrimonial contra el Banco de España por su responsabilidad en la información facilitada para la emisión bursátil de Bankia.

Las situaciones en que se encuentran quienes en su día suscribieron el tramo minorista de Bankia son, esencialmente, dos. En primer lugar, la de aquellos que vendieron sus acciones en el momento del colapso dela Entidad, en febrero de 2012. Estos accionistas han materializado ya una pérdida patrimonial, por lo que presentarán en los próximos días su reclamación.

En segundo lugar, está el caso de quienes aún son accionistas pero se enfrentan a la restructuración comandada por el Frob. La primera medida adoptada por el Frob, y recientemente aprobada por las instancias europeas competentes, ha sido una inyección de 4.500 millones de euros de capital social en BFA-Bankia, con el fin de adecuar la Entidad a los requerimientos especiales de recursos propios a efectos de solvencia. El Frob ha anunciado una segunda ampliación para asegurar la viabilidad de Bankia en el largo plazo, cuyo importe se fijará en función de las valoraciones que se obtengan de las auditorías en curso.

Estas ampliaciones de capital que el Frob va a llevar a cabo supondrán la dilución irremediable del valor de sus acciones y de su proporción de participación en el capital social dela Compañía.Cuandose materialicen ese daño a los accionistas estarán en condiciones de presentar su reclamación de responsabilidad patrimonial.

En total, entre accionistas en una situación y otra, son más de 500 los minoritarios representados por el Despacho Cremades & Calvo-Sotelo hasta ahora, y se prevé que se sumen más afectados a esta nueva vía procesal. Fuentes del Despacho explican que, si bien es cierto que, según el principio de asunción de riesgos, los accionistas son quienes aceptan un riesgo mayor y, por tanto, son los últimos en la prelación del pasivo de una compañía, este principio no puede aplicarse al caso de Bankia, ya que la emisión de acciones para su colocación en Bolsa fue precedida de una supervisión errónea por parte del Banco de España.

El Banco de España dio su visto bueno a una operación y, por tanto, permitió que quienes suscribieron la ampliación tomaran sus decisiones sobre la base de una información totalmente distorsionada de la situación patrimonial, financiera y operativa dela Entidad. Justamentepor esto, los Abogados de Cremades & Calvo Sotelo sostienen que nadie puede exigir a los accionistas minoritarios de Bankia que pechen con unas pérdidas que constituyen la materialización de un riesgo desconocido en su día y, en suma, ocultado por la actuación supervisora negligente del Banco de España.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.