Pese a ello, la subida del impuesto no tiene por qué trasladarse automáticamente al precio final de los productos, ya que son los distribuidores los que deciden si se encarecen o no. En una época de crisis como la actual, podrían decidir no hacerlo para no desanimar aún más al ya de por sí deprimido consumo.

En relación con las casas, el precio medio de una vivienda nueva libre se encarecerá en 1.924 euros debido a que el tipo reducido del IVA que se aplica a las casas subirá un punto (del 7% al 8%). Son las estimaciones de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE).

En torno de los autos, el precio medio, actualmente en torno a 21.000 euros, aumentaría el próximo año unos 420 euros por la subida del IVA general del 16 al 18%. Así lo estima la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

En relación con la TV, a los televisores se le aplica el IVA normal del 16%, con lo que la subida para uno de, por ejemplo, 1.299 euros podría ser de unos 25 euros.

En torno de los viajes, los organizados tienen un IVA reducido del 7%. Por lo que la subida por ejemplo para un viaje organizado de unos 1.000 euros podría ser de unos 10 euros.

En relación con los restaurantes, a la restauración en España se le aplica también el tipo reducido. Para un menú de 10 euros, la subida sería sólo de 10 céntimos, por lo que en estos casos, muy probablemente, que se traslade o no la subida del impuesto al precio final dependerá de los establecimientos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.