Las conclusiones de la reunión defienden ayudar a conservar el empleo mediante un «ajuste temporal de los horarios de trabajo», combinado con tiempo para la formación, a cuya financiación los poderes públicos deberán contribuir.

También proponen animar al espíritu empresarial y a la creación de empleo con, por ejemplo, una reducción de los costes salariales indirectos, así como facilitar la movilidad de los trabajadores para adecuar la demanda a la oferta.

Con una tasa de desempleo que supera en el conjunto de la UE el 8% -España registró un 17,4% de paro en el mes de marzo- y las últimas previsiones de Bruselas, que hablan de alcanzar el 10% en 2010 (20,5% en España), el presidente del Ejecutivo comunitario, Jose Manuel Durao Barroso, y el primer ministro checo, Mirek Topolanek, coincidieron en que proteger el empleo del impacto de la crisis ha de ser una «prioridad» para la Unión Europea.

Una tarea que debe ser «común» entre los Estados miembros, las instituciones europeas y los actores sociales, según subrayó Topolanek en rueda de prensa, en la que explicó que esta reunión ha sido el «punto de partida» para dar con unas recomendaciones que serán abordadas por los ministros europeos de Trabajo y de Finanzas antes del Consejo Europeo de junio. Los actores sociales podrán durante estas semanas «discutir y completar» las propuestas.

El formato del encuentro, que fue ideado para reunir a los líderes europeos, finalmente ha sido reducido a ‘troika social’ y no asistieron los Veintisiete, pero sí representantes de patronal y sindicatos europeos. Las dos próximas presidencias rotatorias de la UE también estuvieron representadas: en el caso de Suecia, por su primer ministro, Fredrik Reinfeldt, y, en el caso de España, por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.

En su comparecencia ante los medios, el primer ministro Topolanek, que mañana dejará su cargo, hizo una defensa de las virtudes del mercado interior y abogó por luchar contra cualquier forma de proteccionismo, así como por mantener el gasto público para contribuir a salir de esta crisis. Para salir de la crisis, apuntó, es necesario a largo plazo recuperar la «confianza» y caminar hacia una «liberalización del comercio mundial».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.