La diputada María Teresa Marú declaró necesario reformar el Código Penal Federal y elevar penas por feminicidio cuando la víctima se encuentra embarazada.

El feminicidio se refiere al asesinato de una mujer por el hecho de serlo. Por lo general es el final de un continuum de violencia y la manifestación más brutal de una sociedad patriarcal.

El feminicidio hace parte de las múltiples y complejas violencias contra las mujeres, y no puede entenderse sólo como un asesinato individual, sino como la expresión máxima de esa violencia, en la que el sometimiento a los cuerpos de las mujeres y extinción de sus vidas tiene por objetivo mantener la discriminación y la subordinación de todas.

En este contexto de violencia hacia la mujer, la diputada del PT, María Teresa Marú Mejía, comunicó su intención de realizar reformas al artículo 325 del Código Penal Federal con el objetivo de elevar la pena del delito de feminicidio cuando la víctima se encuentre en estado de embarazo y con su muerte se provoque la inviabilidad del nacimiento del producto.

En reciente comunicado la legisladora sentenció que se debe garantizar la protección de todas las mujeres, más aún cuando se encuentran en estado de gestación y que al sufrir violencia pierden la vida y la de su producto.

La diputada del PT lamenta que en el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas no existe la variable de gestante.

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas no diferencia la variable “embarazada”, por lo tanto, no se puede saber cuántas de las mujeres de quienes se desconoce su paradero estaban esperando un bebé.

“Esto significa que el problema de los feminicidios de mujeres embarazadas no ha sido suficientemente visibilizado y, por lo tanto, hay personas que no han sido juzgadas de la manera correcta”, apuntó.

Además, manifestó que si bien llevó un largo camino tipificar en el Código Penal el término de feminicidio aún no existe una pena real que castigue a los implicados en asesinatos de mujeres que se encuentran en etapa de gestación.

Estas mujeres gestantes en muchas ocasiones son privadas de su vida, con el fin de borrar un compromiso, robarle a su bebé o simplemente porque es mujer.

Por otro lado, advirtió que en México este delito alcanza la dimensión de una problemática de carácter nacional.

“La muerte violenta de este sector por razones de género, tipificada en nuestro sistema penal como feminicidio, es la forma más extrema de violencia contra la mujer, que va en incremento y lamentablemente es donde más impunidad existe”, precisó.

Puntualizó que es necesario trabajar y concientizar a la sociedad mexicana sobre estas mujeres, a quienes les arrebataron la vida.

“No podemos permitir más asesinatos y, mucho menos, que su muerte quede impune ante los ojos del feminicida”, expresó con firmeza.

Por último, la legisladora manifestó que, aunque han sido varias las propuestas para tratar de enfrentar la problemática que involucra el feminicidio, las medidas no son suficientes, por lo que se debe seguir trabajando para frenar estos actos tan deleznables.

Fuente: Comunicación Cámara de Diputados, República de México


Si te ha gustado esta noticia, suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de la actualidad jurídica más relevante.

[mc4wp_form id=”114418″]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.