El Presidente López Obrador manifestó que la terna para la SCJN será de personas cercanas al pueblo y a la ley, no al poder.

Luego de la renuncia de Eduardo Medina Mora, ahora López Obrador tendrá la obligación de enviar al Senado de la República una terna sobre quién ocupará su lugar.

El jefe del Ejecutivo federal deberá con el procedimiento previsto por la ley para poner a consideración del Senado de la República la terna para ocupar un espacio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La próxima terna que envíe al Senado de la República para su consideración será el tercero de cuatro nombramientos que hará en su mandato el presidente Andrés Manuel López Obrador para integrar el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Ante esta oportunidad se ha demandado cuidar la paridad de género en el Poder Judicial de la Federación (PJF), por lo que las mujeres destacan para ser parte de la propuesta presidencial.

Cabe recordar que en alguna oportunidad el presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado, Ricardo Monreal señaló que la terna tendría que ser encabezada por mujeres, a fin de cuidar la paridad de género en este órgano.

Así mismo, el grupo parlamentario del PAN, en voz de la senadora Kenia López, coincidió con Monreal al criticar que, actualmente, el pleno de la SCJN sólo cuenta con dos mujeres de 11 ministros.

No obstante ello, en diálogo con medios de comunicación, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que en esta nueva etapa se respetará la autonomía de los legisladores y los candidatos no tendrán cercanía con el poder.

El mandatario fue estricto al manifestar que “Los tres (candidatos) -sean mujeres, sean hombres- tienen que ser gente honesta, íntegra, de confianza para los ciudadanos, no incondicionales de los servidores públicos; mujeres u hombres con criterio, cercanos al pueblo, a la ley, no al poder. Eso es lo que se va a procurar.”

Además, recalcó que los integrantes del Senado decidirán libremente de entre los tres candidatos, porque terminaron los tiempos en que el presidente dictaba línea.

“No soy como ellos, soy demócrata y lo que sí es que vamos a proponer a gente honesta porque los conservadores son muy corruptos, les gusta mucho el dinero, el dios de los conservadores es el dinero y además de ser reaccionarios son corruptos, entonces ocupan los cargos para enriquecerse”, señaló el mandatario federal.

Fuente: Presidencia de la Nación, República de México