El juzgado de lo Penal número 1 de Burgos ha condenado a un matrimonio de la citada localidad a una multa de 1.440 euros por las faltas reiteradas de su hija menor de edad al colegio. Los hechos se emmarcan entre los años 2004 y 2009, cuando la menor comenzó a ausentarse del colegio de manera injustificada. En concreto, en el curso escolar 2004-2005 la niña no asistió al colegio de Burgos en el que estaba matriculada un total de 110 días. Al año siguiente, en el curso 2005-2006 no acudió a clase 111 días de los 175 lectivos del año. La sentencia declara también probado que en el curso 2007-2008 los padres de la menor se desplazaron de Burgos para realizar trabajos de tipo temporal, y la menor se trasladó también con ellos sin que se la matriculara en ningún otro colegio por lo que se ausentó todo el mes de octubre. En noviembre y diciembre del mismo curso las faltas rondaron el 20 por ciento de los días lectivos. Entre los meses de enero y junio las ausencias de la menor superaban los 70 días, cifra más o menos similar a las faltas que acumuló el siguente año, durante el curso 2008-2009.

La Fiscalia de Menores de Burgos presentó entonces querella contra el juzgado de Instrucción número 1 de Burgos por un delito de abandono de menores tipificado en el artículo 226 del Código Penal que establece «El que dejare de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar o de prestar la asistencia necesaria legalmente establecida para el sustento de sus descendientes, ascendientes o cónyuge, que se hallen necesitados, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses».  Después de las acciones para determinar la naturaleza de los hechos, las personas responsables y el órgano competente para el enjuiciamiento se señaló el juicio oral para el 16 de abril de 2012. El juicio sin embargo no se llegó a celebrar porque el Ministerio Fiscal y el abogado defensor del matrimonio llegaron a un acuerdo previo para que la pena finalmente impuesta a cada uno quedara reducida a una multa de 72o euros. Se trata por  tanto de una condena de conformidad dictada «in voce» por la magistrada que ya es firme.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.