“El tiempo parcial está muy mal regulado, es muy rígido y no da facilidad al empresario, por eso se necesita una reforma urgente”, afirmó Sagardoy durante un encuentro con la prensa, quien matizó que España debe “ir hacia el concepto de bolsa de horas de trabajo que aporte flexibilidad en cuanto a bandas horarias”.

El abogado apoyó la implantación en España de esta medida utilizada en Alemania para evitar despidos y que, según confirmó la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, el Gobierno está dispuesto a estudiar junto con los sindicatos en el diálogo social.

Sagardoy advirtió de que esta medida no debe ser “aislada” y debe incluir una reforma “más amplia y ambiciosa” para evitar que el coste para el empresario sea mayor porque se vea obligado a contratar a dos personas. “La medida funcionaría mejor si se hace dentro de la negociación colectiva y se incluye en los convenios antes que vía Ley”, matizó.

Además de la regulación del tiempo parcial, el abogado abogó por dotar al empresario de medidas de flexibilidad interna para evitar que recurra al despido como la reducción de salarios de forma temporal, entre otras. El experto se mostró en contra de reducir el coste del despido.

Sagardoy pidió la creación de un contrato estable, que el empresario pueda gestionar de forma “flexible”, para reducir la temporalidad, que en España se sitúa en el 35% frente a la media europea del 15%.

En cuanto a la negociación colectiva entre empresarios y sindicatos, el abogado apostó por una mayor centralización de los convenios colectivos para evitar la “atomización” actual, así como establecer una fecha límite para su negociación cuando vence su vigencia.

Sagardoy apostó por el consenso y el diáogo social para la reforma laboral pero defendió que, en caso de no haber acuerdo, “tiene que ser el Gobierno el que haga la Ley” para evitar que el año que viene el paro llegue al 20%, tal y como prevé la UE para España frente a la media europea del 10%.

Por su parte, el socio de Equipo Económico y asesor de Sagardoy Salvador Ruiz pidió al Gobierno que afronte “una reducción más valiente” de los tipos impositivos para dar ventajas a las pymes para salir al exterior y mejorar las inversiones en I+D+i.

“El cambio normativo fiscal no se está utilizando para salir de la crisis sino para recaudar”, afirmó Ruiz, quien apuntó que esto produce “una volatilidad e inseguridad jurídica nefastas para atraer empresas y profesionales de fuera”.

El experto apostó por una reducción del Impuesto de Sociedades para bajar los precios al comercio exterior y recordó que España se sitúa en el quinto puesto entre los países de la Unión Europea con este tipo impositivo más alto, lo que “impide generar negocio”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.