Desde el pasado 1 de julio de 2017, y tras la reforma de un nuevo Código Penal, el Ministerio de Justicia recuerda que ya se contemplan medidas relacionadas en especial, con los delitos de corrupción y la obtención de retribuciones o ganancias relacionadas con los mismos.  

delitos de corrupcion

Durante esta legislatura se han reformado 250 artículos del Código Penal y entre ellos, todos aquellos que están relacionados con la lucha contra la corrupción, para lograr que el responsable penal de un delito tenga que devolver todas las ganancias ilícitas derivadas del mismo, pudiéndose, asimismo decomisar los bienes procedentes de actividades delictivas cuando son transferidos a terceros y que los jueces puedan revocar la suspensión de las penas si no se satisfacen las deudas tributarias o con la Seguridad Social.

Reforma del código penal para delitos de corrupción

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha explicado que esta reforma del Código Penal “que no contó con el voto favorable de los socialistas va a garantizar que todos aquellos que sean condenados por delitos de corrupción tendrán que asignar todos sus recursos para la devolución de lo robado”. Así lo recoge la reforma del Código Penal que entró en vigor el pasado 1 de julio al regular el decomiso, de manera que la malversación y el cohecho se encuentran dentro del catálogo de delitos por los que se puede acordar el decomiso ampliado (de bienes, efectos y ganancias pertenecientes a una persona condenada por alguno de esos delitos) cuando se resuelva, a partir de indicios objetivos fundados, que los bienes o efectos provienen de una actividad delictiva.

La nueva norma mejora también la regulación del decomiso de terceros, de forma que, según la modificación del artículo 127, y en especial la del artículo 127 quater del código penal, se permitirá decomisar los bienes procedentes de actividades delictivas cuando son transferidos a tercer o terceras personas para evitar sus embargos.

​Estas nuevas figuras tienen como finalidad evitar que la persona que sea condenada por delitos relacionados en casos de corrupción no pueda de ninguna de las maneras, poner a nombre de terceros o sacar su propio patrimonio fruto del delito, como ha pasado en casos tan sonados como los casos que todavía están latentes en nuestro país, como el caso de la trama Gürtel o el caso Noos entre los más famosos.

¿Cuál es el alcance del artículo 127 del código penal y los delitos de corrupción?

Artículo 127

  1. Toda pena que se imponga por un delito doloso llevará consigo la pérdida de los efectos que de él provengan y de los bienes, medios o instrumentos con que se haya preparado o ejecutado, así como de las ganancias provenientes del delito, cualesquiera que sean las transformaciones que hubieren podido experimentar.
  2. En los casos en que la ley prevea la imposición de una pena privativa de libertad superior a un año por la comisión de un delito imprudente, el juez o tribunal podrá acordar la pérdida de los efectos que provengan del mismo y de los bienes, medios o instrumentos con que se haya preparado o ejecutado, así como de las ganancias provenientes del delito, cualesquiera que sean las transformaciones que hubieran podido experimentar.
  3. Si por cualquier circunstancia no fuera posible el decomiso de los bienes señalados en los apartados anteriores de este artículo, se acordará el decomiso de otros bienes por una cantidad que corresponda al valor económico de los mismos, y al de las ganancias que se hubieran obtenido de ellos. De igual modo se procederá cuando se acuerde el decomiso de bienes, efectos o ganancias determinados, pero su valor sea inferior al que tenían en el momento de su adquisición.

Artículo 127 redactado por el número sesenta y uno del artículo único de la L.O. 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la L.O. 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal («B.O.E.» 31 marzo). Vigencia: 1 julio 2015

Artículo 127 bis

  1. El juez o tribunal ordenará también el decomiso de los bienes, efectos y ganancias pertenecientes a una persona condenada por alguno de los siguientes delitos cuando resuelva, a partir de indicios objetivos fundados, que los bienes o efectos provienen de una actividad delictiva, y no se acredite su origen lícito:
  • a) Delitos de trata de seres humanos.
  • b) Delitos relativos a la prostitución y a la explotación sexual y corrupción de menores y delitos de abusos y agresiones sexuales a menores de dieciséis años.
  • c) Delitos informáticos de los apartados 2 y 3 del artículo 197 y artículo 264.
  • d) Delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico en los supuestos de continuidad delictiva y reincidencia.
  • e) Delitos relativos a las insolvencias punibles.
  • f) Delitos contra la propiedad intelectual o industrial.
  • g) Delitos de corrupción en los negocios.
  • h) Delitos de receptación del apartado 2 del artículo 298.
  • i) Delitos de blanqueo de capitales.
  • j) Delitos contra la Hacienda pública y la Seguridad Social.
  • k) Delitos contra los derechos de los trabajadores de los artículos 311 a 313.
  • l) Delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.
  • m) Delitos contra la salud pública de los artículos 368 a 373.
  • n) Delitos de falsificación de moneda.
  • o) Delitos de cohecho.
  • p) Delitos de malversación.
  • q) Delitos de terrorismo.
  • r) Delitos cometidos en el seno de una organización o grupo criminal.
  1. A los efectos de lo previsto en el apartado 1 de este artículo, se valorarán, especialmente, entre otros, los siguientes indicios:
  • 1.º La desproporción entre el valor de los bienes y efectos de que se trate y los ingresos de origen lícito de la persona condenada.
  • 2.º La ocultación de la titularidad o de cualquier poder de disposición sobre los bienes o efectos mediante la utilización de personas físicas o jurídicas o entes sin personalidad jurídica interpuestos, o paraísos fiscales o territorios de nula tributación que oculten o dificulten la determinación de la verdadera titularidad de los bienes.
  • 3.º La transferencia de los bienes o efectos mediante operaciones que dificulten o impidan su localización o destino y que carezcan de una justificación legal o económica válida.
  1. En estos supuestos será también aplicable lo dispuesto en el apartado 3 del artículo anterior.
  2. Si posteriormente el condenado lo fuera por hechos delictivos similares cometidos con anterioridad, el juez o tribunal valorará el alcance del decomiso anterior acordado al resolver sobre el decomiso en el nuevo procedimiento.
  3. El decomiso a que se refiere este artículo no será acordado cuando las actividades delictivas de las que provengan los bienes o efectos hubieran prescrito o hubieran sido ya objeto de un proceso penal resuelto por sentencia absolutoria o resolución de sobreseimiento con efectos de cosa juzgada.

Artículo 127 bis introducido por el número sesenta y dos del artículo único de la L.O. 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la L.O. 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal («B.O.E.» 31 marzo). Vigencia: 1 julio 2015

Artículo 127 ter

  1. El juez o tribunal podrá acordar el decomiso previsto en los artículos anteriores, aunque no medie sentencia de condena, cuando la situación patrimonial ilícita quede acreditada en un proceso contradictorio y se trate de alguno de los siguientes supuestos:
  • a) Que el sujeto haya fallecido o sufra una enfermedad crónica que impida su enjuiciamiento y exista el riesgo de que puedan prescribir los hechos,
  • b) se encuentre en rebeldía y ello impida que los hechos puedan ser enjuiciados dentro de un plazo razonable, o no se le imponga pena por estar exento de responsabilidad criminal o por haberse ésta extinguido.
  1. El decomiso al que se refiere este artículo solamente podrá dirigirse contra quien haya sido formalmente acusado o contra el imputado con relación al que existan indicios racionales de criminalidad cuando las situaciones a que se refiere el apartado anterior hubieran impedido la continuación del procedimiento penal.

Artículo 127 ter introducido por el número sesenta y tres del artículo único de la L.O. 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la L.O. 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal («B.O.E.» 31 marzo). Vigencia: 1 julio 2015

 ¿Qué medidas presenta el artículo 127 quater del código penal relacionadas con los delitos de corrupción?

Artículo 127 quater

  1. Los jueces y tribunales podrán acordar también el decomiso de los bienes, efectos y ganancias a que se refieren los artículos anteriores que hayan sido transferidos a terceras personas, o de un valor equivalente a los mismos, en los siguientes casos:
  • a) En el caso de los efectos y ganancias, cuando los hubieran adquirido con conocimiento de que proceden de una actividad ilícita o cuando una persona diligente habría tenido motivos para sospechar, en las circunstancias del caso, de su origen ilícito.
  • b) En el caso de otros bienes, cuando los hubieran adquirido con conocimiento de que de este modo se dificultaba su decomiso o cuando una persona diligente habría tenido motivos para sospechar, en las circunstancias del caso, que de ese modo se dificultaba su decomiso.
  1. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el tercero ha conocido o ha tenido motivos para sospechar que se trataba de bienes procedentes de una actividad ilícita o que eran transferidos para evitar su decomiso, cuando los bienes o efectos le hubieran sido transferidos a título gratuito o por un precio inferior al real de mercado.

Artículo 127 quater introducido por el número sesenta y cuatro del artículo único de la L.O. 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la L.O. 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal («B.O.E.» 31 marzo). Vigencia: 1 julio 2015

3 Comentarios

  1. Yo vendí una casa a plazos y tuve q denunciarlo x q lo hacía en negro,ahora paga como alquiler,y
    No como compra venta,Hacienda de Santander
    ,No hace nada,soy ciego y
    No se q hacer.me debe 2milloned s de pesetas y
    Paga cuando quiere, estoy
    En la calle.necesito ayuda.graciasñ

  2. Mi comentario es: Que fata el código de los que queman los montes. En el cual diga que: quien prenda fuego a un monte tiene 20 años de pena sin reducción. Nadie quemará los montes.

    • Apreciado Miguel,

      Está claro que nadie defiende a un pirómano ni el daño que causa la satifacción personal que pueda llevarle a llevar a cabo un desastre como lo es un incendio de generosas dimensiones. Quizás ni siquiera el mismo, conozca el alcance de lo que puede llegar a causar. Por desgracia estamos en un país, en el que a lo largo del año se suceden muchos incendios que son intencionados, el problema vendrá dado por saber quien y porque causa estos incendios, para que la Ley actue en consecuencia.

      Como en muchos otros casos relacionados con el Código Penal, haría falta una revisión del mismo para poder, con la Ley en la mano, poder llevar a juicio de forma correcta a alguien que pueda causar un incendio deliberadamente e imponerle una pena merecedora por el hecho que llevado a cabo. Si son 10, 20 o 30 años, es la Ley y un juez quien debe decidirlo, al igual que pasa con otro tipo de delitos que a diario sacuden a nuestra sociedad.

      Gracias por tu comentario.

      Atte. Miguel Angel

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.