Un seguro de protección por desempleo permite hacer frente al pago de la hipoteca en caso de perder el puesto de trabajo por un período continuo de doce meses o discontinuo de 24, con un coste variable que se incluye en la financiación y que suele tratarse de una prima única renovable a los cinco años.

La agencia destaca que en los primeros seis meses del año también han aumentado 43 por ciento, respecto al mismo período del año anterior, las solicitudes de hipotecas a tipo fijo, que, en su opinión, son posibles de suscribir al 5,49 por ciento en algunas entidades.

Según los últimos datos del Banco de España, las entidades financieras que operan allí concedieron en julio 8.326 millones de euros en créditos para la compra de viviendas, lo que supone un 41,2% menos que en el mismo mes de 2007.

El volumen de créditos concedidos a los hogares se situó en línea con las cantidades concedidas en meses anteriores, que se han reducido sustancialmente a raíz de la crisis financiera que estalló en agosto de 2007 y que dificulta a bancos y cajas la obtención de financiación en los mercados internacionales para poder seguir prestando a las familias españolas.