DSCF1460La morosidad de la Administración con los autónomos ha descendido por primera vez desde el inicio de la crisis. Según el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA, el dinero que adeuda el sector público a estos trabajadores ha caído en 699 millones de euros, hasta situarse en torno a los 4.811 millones de euros, lo que supone una bajada del 12% respecto a la deuda alcanzada en el anterior informe, que llegó a los 5.510 millones.

A pesar de esta ligera mejoría, Lorenzo Amor, presidente de ATA, señaló este lunes que no es suficiente. “La cifra sigue siendo lamentable y debe ser corregida”, criticó, aduciendo que la morosidad de las administraciones públicas es una de las principales razones por las que muchos de estos trabajadores cierran sus negocios o se ven obligados a reducir puestos de trabajo.

Cataluña, la más deudora
Es Cataluña, según esta encuesta realizada a 882 autónomos, la que se lleva la gran mayoría de los reproches de este sector. Las Administraciones Públicas de esta comunidad son las que más facturas impagadas adeudan a estos trabajadores con una deuda que asciende a 796 millones de euros, un 16,5% del total de la deuda española con los autónomos.

En la segunda posición de este ranking está Andalucía, con 697 millones de euros, un 14,5% del total de los impagos; seguida de la Comunidad Valenciana (661 millones de euros, un 13,7%), Madrid (479 millones de euros, un 10% del total), Castilla la Mancha (333 millones de euros, un 6,9% del total), Murcia (275 millones de euros, un 5,7% del total) y, por último, Castilla y León (267 millones de euros, un 5,5% del total de la deuda española). Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid concentran el 54,7% de la deuda pública con los autónomos y las microempresas. Les siguen, por orden de mayor a menor deuda en los pagos, las Administraciones Públicas (gobierno autonómico, diputaciones, entes locales y empresas públicas) de País Vasco (186 millones de euros, un 3,9% del total de la deuda), Aragón (187 millones de euros, un 3,9%), Canarias (179 millones de euros, un 3,7%), Galicia (164 millones de euros, un 3,4%), Extremadura (153millones de euros, el 3,2%), Asturias (146 millones de euros, un 3%) e Islas Baleares (139 millones de euros, un 2,9%).

En cuanto a los tiempos de demora, el 29,1%, de los autónomos tarda en cobrar las facturas emitidas a la Administración más de seis meses, el 54,6% tarda un periodo de entre 90 y 180 días, y sólo el 16,3% de ellos cobra antes de 90 días.

El plazo medio de pago de las facturas atrasadas se redujo de los 163 días de media que marcaba la encuesta anterior a los 148 días actuales, un plazo que, según recuerda ATA, todavía está muy alejado de la futura directiva europea.