Según se desprende de un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos – ATA, por su parte, en el mismo periodo, fueron 277.082 los autónomos que se dieron de baja en la Seguridad Social, cifra que representa un descenso interanual del 13,6%, periodo, el de 2009, en el que fueron 320.553 los autónomos que cesaron en su actividad.

A pesar de estas cifras, las altas registradas en el primer semestre de 2010 no han logrado compensar el elevado número de bajas; La diferencia entre las altas (263.037) y las bajas (277.082) producidas dan como resultado los 14.045 afiliados menos al RETA registrados durante 2010.

Las únicas comunidades autónomas en las que el número de altas en el primer semestre del año fue superior al de bajas fueron Islas Baleares, con un total de 5.153 cotizantes al RETA más, y Ceuta y Melilla, con un ligero aumento de 4 y 26 autónomos, respectivamente.

El informe elaborado por ATA muestra cómo el número de altas registradas durante el primer semestre del año aumentó un 11,4% con respecto al mismo periodo del pasado año, lo que en términos absolutos se traduce en 26.851 altas de emprendedores más, periodo en el que el número de trabajadores que optaron por el autoempleo fue de 236.186, frente a los 263.037de este año.

Si se analizan los datos por Comunidades Autónomas, cabe destacar los casos de Galicia (+16,1%), Castilla la Mancha (+16,1%), Extremadura (+15,5%), Cataluña (+14,6%), Comunidad Valenciana (+13,6%), Canarias (+12,5%), La Rioja (+11,6%), Murcia (+11%) y Andalucía (+10,5%), todas ellas con un aumento en el número de altas de emprendedores superior al 10%.

En el extremo opuesto, hay que mencionar a la ciudad autónoma de Ceuta, única en las que el número de nuevas altas en 2010 ha sido inferior al de 2009, un -1,9%, seis emprendedores menos. Con incrementos de las altas por debajo del 10% se situaron: Baleares y Asturias, las dos un incremento del 9,5%, C. de Madrid (+8,6%), Castilla y León (+8,4%), Cantabria (+7,9%), Aragón (+6,2%), País Vasco (+5,9%), Melilla (+4,4%) y Navarra (+5,2%).

Por provincias, las que mejor comportamiento registraron fueron Jaén (+24,4%), Pontevedra (+20,4%) y Zamora (+20,1%), con registros que superan la tasa del 20%; seguidas de Albacete (+19,6%), Toledo (+17,5%), A Coruña (+17%), Barcelona (+16,1%), Cáceres (+15,7%), León (+15,5%), Badajoz (+15,4%) y Valencia (+15,2%). En el otro extremo se situaron: Teruel (+0,7%), Guipúzcoa (+2%), Salamanca (+2,1%), Navarra (+2,5%) y Burgos (+2,6%).

El número de autónomos que en los seis primeros meses del año se dieron de baja en el RETA fue de 277.082, lo que significa un descenso del -13,6% en relación a idéntico periodo del pasado año, en el que se produjeron 320.553 bajas, lo que se tradujo en 43.471 bajas menos que en el primer semestre de 2009.

Hay que puntualizar que las bajas en el RETA pueden ser a consecuencia de varios factores como el cese de actividad, la jubilación, incapacidad o cambio de actividad. Este comportamiento se registra en todas las comunidades autónomas, incluidas las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Castilla la Mancha (-19,4%), Comunidad Valenciana (-19,2%) y Aragón (-18,1%) fueron las comunidades que lideraron este descenso del número de bajas, con una caída interanual que supera en cinco puntos a la media nacional. Con descensos también superiores a la misma se situaron la Comunidad de Madrid (-17,9%) y Navarra (-16,3%).

Con registro idéntico a la media se encuentra Cataluña, que ha visto descender el número de bajas, con respecto al pasado ejercicio, un -13,6%. Ligeramente por debajo de la media, se encuentran Canarias (-12,6%), I. Baleares (-12,4%), La Rioja (-12,3%), Castilla y León (-11,9%), Andalucía (-11%), Murcia (-11%) y Cantabria (-10,4%). Ceuta (-1,3%), Melilla (-2,9%), Extremadura (-3,2%), Galicia (-3,8%), Asturias (-7,1%) y País Vasco (-8,7%), fueron las que peores cifras arrojaron, con registros que no logran superar la barrera el -10%.

Por provincias, cabe destacar que únicamente la provincia de Jaén cerró el primer semestre del año con un incremento en el número de bajas, concretamente 46 bajas más que en los seis primeros meses de 2009, +1,2%. En el otro extremo, las que mejor comportamiento interanual registraron, con un descenso en el número de las bajas en comparación a 2009 que superó el -20% se encuentran: Guadalajara (-29,7%), Segovia (-22,5%), Castellón (-26,2%), Cádiz (-21,8%) y Toledo (-21,6%).

“Estos datos confirman la tendencia iniciada en el primer trimestre del año – afirma Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA –: las nuevas altas de emprendedores han aumentado en el primer semestre del año y el número de bajas ha descendido. A pesar de ello, el número de altas no logra compensar el todavía elevado número de bajas, cerrando el semestre con 14.045 trabajadores autónomos menos. Habrá que esperar, como ya hemos reflejado desde ATA, a ver el comportamiento del colectivo en los próximos meses y a, en definitiva, volver a la tendencia de hace dos años, en los que mes a mes, el número de nuevas altas superaba a las bajas producidas antes de hablar de recuperación del tejido productivo”.

“Hay que poner todo el esfuerzo posible – apunta Lorenzo Amor – para lograr que el trabajo autónomo se convierta en una alternativa eficaz para hacer frente al desempleo, tal y como ha ocurrido en crisis anteriores. España necesita emprendedores, pero para ello hay que fomentar, hacer atractivo el autoempleo y, sobre todo, conseguir que ser autónomo sea más sencillo y más seguro. La recuperación pasa por que surjan emprendedores”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.