Esta reforma incorporará a nuestro ordenamiento la Directiva 2008/52/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles.

La mediación es un medio de solución de conflictos alternativo a la vía judicial que redundará en la reducción de la litigiosidad y que está incorporada al Plan de Modernización de la Justicia aprobado por el CGPJ en el año 2008.

Entre las observaciones y recomendaciones más relevantes del Informe destacan:

El Consejo observa la necesidad de que el Anteproyecto instaure un mecanismo preceptivo de homologación de los acuerdos de mediación a cargo de un órgano jurisdiccional u otro tipo de autoridad que, previa constatación de su conformidad a Derecho, confiera al acuerdo fuerza ejecutiva.

Dado que el acuerdo de mediación ha de reflejar una solución jurídicamente viable, parece exigible que los cursos específicos de formación, cuyo seguimiento debería requerirse obligatoriamente a los futuros mediadores, han de incorporar en sus programas un número significativo de temas relativos a materias jurídicas.

El Informe considera apropiada la paralización de los plazos de prescripción y caducidad de las acciones judiciales que asistan a las partes en tanto dure un procedimiento de mediación entre ellas. En la misma línea, es razonable que el Anteproyecto exima a las partes y al mediador del deber legal de declarar en un procedimiento judicial posterior a propósito de la información manejada durante la mediación.

Por último, se insta a que la futura norma concrete las principales partidas de los costes de la mediación que las partes, en su caso, hayan de sufragar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.