En su segundo informe anual sobre ayudas públicas, la CNC asegura que los precios franco fábrica han aumentado de forma generalizada en una media de 400 euros, si bien en algunos casos el crecimiento llegó a los mil euros.

Los incentivos del Plan 2000E, que expiró en julio pasado, alcanzaban un máximo de 2.000 euros por operación, de los que mil euros correspondían a las marcas, otros 500 euros al Gobierno central y los 500 euros restantes, a las comunidades autónomas.

El organismo que preside Luis Berenguer añade que los aumentos de precios de los automóviles podrían haber sido mayores mediante reducciones de los descuentos de fabricantes y vendedores, «pero éstos no son observables».

«Ello parece inducir a pensar que el fabricante/importador ha aumentado los precios con el fin de contrarrestar el descuento e incorporar en el precio parte del subsidio, propósito que ha conseguido en mayor o menor medida en función de su capacidad de respuesta a la demanda adicional generada tras la implantación del Plan 2000E», asegura.

Pese al aumento de los precios antes de impuestos, descuentos e incentivos que detecta la CNC, esta entidad indica que los precios de venta se redujeron aproximadamente un 5% tras la entrada en vigor del programa de ayudas, que además permitió elevar la demanda en un 12% adicional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.