Flanqueado por dos de sus hombres de confianza, Fernando Román, secretario de Estado, a su derecha y Juan Bravo, subsecretario a su siniestra, Alberto Ruiz-Gallardón compareció ayer ante los medios informativos especializados en tribunales y justicia para presentar los presupuestos de su departamento para el 2012.  Austeridad total y ausencia de nuevas plazas de jueces y fiscales hasta el 2013 son algunos de sus rasgos más definitorios. “No será la excusa que necesitamos para decir que no hemos podido concluir nuestro programa de reformas”,subrayó el Ministro en un momento de su intervención. A partir del año que viene también se estudiará con las comunidades autónomas con competencias transferidas un nuevo modelo de gestión del turno oficio, partida que crece un 7,22% respecto al pasado año

La contención de los gastos viene paralelo a la previsión de los ingresos. En este sentido el propio subsecretario de Justicia, Juan Bravó, a pregunta de un informador, reveló que las previsiones de recaudación sobre las tasas judiciales que ahora se actualizan estaría entorno de 300 millones de euros anuales. “Las tasas pretenden ayudar a agilizar la jurisdicción ordinaria y evitar que se dilate cualquier proceso” ,precisó el ministro, para luego señalar que “una cosa es acudir a un pleito porque crees que tienes razón y otra pedir una segunda opinión por un fallo en el que no estás de acuerdo”. Ahora las tasas gravarán a las personas físicas y también se incluirán en el orden social en segudna instancia

Pero además, el objetivo más ambicioso que el titular de Justicia tiene con estas tasas actualizadas el lograr financiar el maltrecho turno de oficio. “Queremos que a partir del 1 de enero del 2013 se pueda financiar la justicia gratuita, sin que hayamos cambiado a la baja el umbral de la renta exigible para que esos ciudadanos accedan a ese servicio”. Y adelantó que se abrirá una mesa de trabajo con las propias comunidades autónomas ya con competencias transferidas en la materia para ver que tipo de gestión se va a buscar a este servicio.  En este sentido pese a alguna pregunta sobre el tema, Ruiz-Gallardón no profundizó en cuál va a ser el modelo a seguir para garantizar la Justicia Gratuita y, sobre todo, el pago de los honorarios a los abogados de oficio.

Reduccion de gastos

El objetivo de este presupuesto dotado de 1.574 millones de euros, un 6,34% menos que en 2011 y que el ministro ha calificado de “austero pero eficaz”, es generar confianza en un sistema jurídico que repercuta de forma positiva en la recuperación económica.

Román indicó que este año no se van a crear nuevas plazas judiciales y  tampoco oposiciones. Y que la idea que tienen in mente es a lo largo de los próximos años ir sustituyendo la justicia interina por la profesional para así evitar crear nuevas unidades judiciales.  Pese a ello se indicó que para el año que viene habrá 35 jueces y 25 fiscales nuevos

Aunque la única partida que se incrementa corresponde al gasto corriente en bienes y servicios, un 0,78% para solucionar deficiencias estructurales, se han adoptado medidas de austeridad en gastos como las telecomunicaciones (uso de teléfonos móviles incluido), con un presupuesto que baja hasta un 32,3% , o en reuniones y conferencias, cuya partida se reduce en un 55,1%.

El ajuste presupuestario dejará intacto el gasto en los servicios de violencia de género, con 45 millones de euros para los juzgados de violencia sobre la mujer, las fiscalías especializadas y unidades forenses.

El Ministerio también garantiza los compromisos ya adquiridos en gastos de inversión e infraestructuras con un presupuesto total de 94 millones de euros, 34 para nuevas sedes judiciales o reformas de las ya existentes, y 60 para los programas de modernización asociados a los sistemas de gestión procesal

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.