La Comisión Europea ha sancionado con más de 770 millones de euros al llamado “cartel de las divisas”, según publicó el Diario Oficial de la Unión Europea el pasado 9 de julio. Barclays resulta condenada con 116,1 millones de euros, RBS con 115,5 Citigroup con 310,7 y JP Morgan con 228,8.

UBS que también participó en el cartel queda exonerada por haber delatado el cartel a la Comisión Europea el pasado 27 de septiembre de 2013. Unos días después, Barclays y RBS también reclamaron clemencia obteniendo Barclays un 50% de reducción de su multa y RBS un 30%. “Aún así, cifras millonarias debido a la gravedad de la mala praxis contra la libre competencia”, señala Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí, despacho especializado en derecho europeo y de la competencia.

La Comisión Europea inició su investigación el 27 de octubre de 2014. Confirmó que los sancionados “compartían información sensible actual o prospectiva sobre sus actividades de negociación en el mercado de divisas”, señala el escrito de conclusiones. Y lo hacían a través de diversos chats privados de la plataforma de operaciones Bloomberg. “No sólo compartían información, sino se comprometían a no compartir esa información conocida en el chat con terceros de manera que gozaban de una ventaja competitiva clarísima con otros operadores”, explica Navas.

La Comisión concluye que el objetivo de esta información compartida era influir sobre el precio y la gestión pericial del riesgo. “Si conoces lo que van a hacer operadores relevantes del mercado, te puedes adelantar; el perjudicado es el cliente y los operadores ajenos al cartel”, señala Navas.

El cartel estuvo operativo desde el 18 de diciembre de 2007 al 31 de enero del 2013. “Cinco años y dos meses en los que estos operadores estuvieron cobrando sobrecostes e impidiendo el correcto desarrollo del mercado”, denuncia el socio-director de navascusi.com.

La Comisión decide cerrar el expediente sancionador el pasado 19 de mayo de 2019 pero no es hasta el pasado 9 de julio que la sanción es publicada en el Diario Oficial de la UE. El mismo expediente señala que cuenta con el visto bueno de todos los sancionados, incluídos Citigroup y JP Morgan a los que se elevó la sanción como “efecto disuasorio” Por lo tanto, parece difícil que los sancionados vayan a recurrir la multa.

“Una vez que la sanción es firme se abre la puerta a las reclamaciones. Porque la sanción administrativa no impide la exigencia de responsabilidad por los daños causados”, explica Navas. Los afectados -según el expediente de la Comisión- son gestores de activos, fondos de pensiones y de inversión, empresas y otros bancos. “Toda multinacional que ha tenido que operar en el mercado de divisas en esos años es también afectada por unos operadores que adulteraron el mercado, obteniendo unos beneficios que provenían de unos costes adulterados por la violación de la libre competencia; todos ellos tienen también derecho de reclamar igual que los bancos españoles y clientes de hipoteca multidivisa que fueron ajenos a esta mala praxis y que como consecuencia tuvieron que operar a precios anormalmente más caros”, concluye el socio-director de navascusi.com

Fuente: Navas & Cusí

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.