El Senado respaldó en particular la iniciativa destinada a garantizar en forma progresiva una serie de normas para la inclusión social de las personas con trastorno del espectro autista. Ahora, la Cámara debe pronunciarse sobre las enmiendas que perfeccionan el proyecto.

Los trastornos del espectro autista (TEA) son discapacidades del desarrollo causadas por diferencias en el cerebro. Algunas personas con TEA tienen una diferencia conocida, como una afección genética. Todavía no se conocen otras causas. Los científicos creen que los TEA tienen múltiples causas que, al actuar juntas, cambian las maneras más comunes en las que las personas se desarrollan.

El Senado despachó a tercer trámite la Ley TEA, proyecto que dispone un nuevo marco legal con el fin de promover la inclusión y el desarrollo social.

Ahora, la Cámara Baja será la encargada de ratificar las enmiendas propuestas por senadoras y senadores que avanzan en perfeccionar la propuesta legal.

En particular, se busca promover la inclusión, la atención integral, la protección de los derechos, y la igualdad de oportunidades de las personas con trastorno del espectro autista en el ámbito social, de salud y de educación, para lo cual se consagra un régimen que contempla definiciones, principios y deberes a cumplir por el Estado en las distintas áreas señaladas.

Entre los cambios acordados en particular está un punto referido a conceptos, entendiéndose que “el trastorno del espectro autista corresponde a una condición del neurodesarrollo, por lo que deberá contar con un diagnóstico”.

“Las personas con trastorno del espectro autista tienen derecho a una atención de salud pertinente a sus necesidades, desde una perspectiva de derechos humanos, conforme a la normativa vigente, lo que incluye la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y los tratados internacionales suscritos por el país en la materia y que se encuentren vigentes”.

Durante la sesión se sometieron a votación una serie de indicaciones que fueron repuestas en Sala, de autoría del senador Sergio Gahona, las que -sin embargo- no lograron reunir los votos suficientes.

Cabe recordar que la Ley TEA tuvo un arduo trabajo que incluyó una serie de audiencias, por parte de las comisiones unidas de Educación y Cultura; Mujer y Equidad de Género; y Salud que trabajaron de forma coordinada y colaborativa; además, en su trámite en particular, el texto fue revisado por la Comisión de Hacienda.

En la votación de las indicaciones intervinieron los senadores Sergio Gahona, Claudia Pascual, Juan Antonio Coloma, José García Ruminot, Yasna Provoste, Felipe Kast, Francisco Chahuán, Isabel Allende, y los ministros de Salud y Desarrollo Social y Familia, Ximena Aguilera y Giorgio Jackson, respectivamente.

Además, se refirieron al proyecto los senadores Felipe Kast, Juan Luis Castro, David Sandoval, Gustavo Sanhueza, Claudia Pascual, Alfonso De Urresti, Sergio Gahona, Iván Flores, Esteban Velásquez y Yasna Provoste.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.