El vacío legal respecto de las coberturas a brindar por las ARL fue objeto de cuestionamiento por congresistas. 

En nota de prensa (Paola Lancheros) publicada en la página institucional del Senado de la República de Colombia, se planteó el siguiente interrogante: “¿Y quién vigila las ARL, para que den cobertura, prevengan y protejan a los trabajadores?”

El senador Fabián Castillo, presidente de la Comisión Séptima, resaltó que “Existe un vacío normativo en cuanto quién vigilaría a las ARL y es necesario saber quién tomará la vigilancia y control para el seguimiento de entrega de los elementos de bioseguridad al personal médico que atiende la emergencia del Covid-19.”

En dicho artículo se expone que los congresistas pertenecientes a la Comisión Séptima del Senado realizaron un debate virtual de control político para asegurar que se entreguen los elementos de bioseguridad a todo el personal que trabaja en el sector salud.

Los congresistas han exigido que las entidades cumplan con su parte. Así, el senador Fernando Motoa hizo un llamado a la Superintendencia de Salud al indicar que “es fundamental que lleguen los recursos inmediatamente a las clínicas y hospitales para que puedan atender la crisis, así evitamos que se propague el Covid-19, en todo el país”.

Médicos, enfermeros, terapeutas respiratorias, auxiliares de enfermería, camilleros, personal administrativo, de aseo y vigilantes, entre otros, deberán estar protegidos según su grado de contacto con el virus.

En este contexto, la Superintendencia Nacional de Salud, la Superintendencia Financiera de Colombia y la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda) fueron llamadas a ejercer el control.

A su vez, la nota resalta que tanto agremiaciones, sociedades científicas y sindicatos concuerdan en que se han entregado insumos, pero que éstos han sido insuficientes, teniendo en cuenta la cantidad de personas expuestas a contagiarse.

Asimismo, estas organizaciones alertan que si avanza la pandemia y “se cae la primera línea de la salud, también caerá todo el sistema”. Así lo indicó Jorge Enciso, presidente de la Federación Colombiana de Sindicatos.

Por su parte, Fabio Aristizábal, superintendente de Salud, aseguró que “los insumos que necesitamos para el personal médico cuestan para las ARL alrededor de 25 mil millones de pesos y ellas tienen los recursos económicos para adquirir los elementos para el personal”.

La Superintendencia de Salud, la Superintendencia Financiera y Fasecolda refirieron que si bien las ARL tenían prohibido adquirir elementos y entregarlos a los trabajadores antes de expedirse los decretos por el Gobierno Nacional, hoy la responsabilidad y obligación de entregar esos elementos es del empleador.

El delegado de la superintendencia Financiera, Cristian Mora, dijo que por parte de esa entidad continúan con la supervisión y que esa debe ser coordinada entre varias instituciones del Estado.

Preocupa que las ARL no están en la capacidad de entregar la totalidad de los elementos de bioseguridad que corresponden.

El senador Álvaro Uribe Vélez resaltó que “al talento humano de la salud tendría que extendérsele el beneficio de asegurarlo ante el riesgo de contagio del coronavirus” y en cuanto al tema de la compra centralizada y ante la escasez de los insumos, propuso que Colombia Compra Eficiente haga una lista de referencia sobre precios, lugares donde adquirirlos para que lo sepan todos los hospitales.

Fuente: Prensa Senado – Paola Lancheros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.