La Comisión Primera del Senado socializó el proyecto de Ley que pretende la eliminación del castigo físico contra niños y adolescentes.

Con una amplia asistencia entre entidades del orden nacional, educadores, especialistas y asociaciones de padres de familia, se adelantó el foro sobre el proyecto de Ley 320/20 que establece que los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho al buen trato, a recibir orientación, educación, cuidado y disciplina por medio de métodos no violentos.

Desde la premisa “la violencia no es mecanismo de crianza, la Senadora Paloma Valencia señaló que el maltrato físico afecta la crianza de los niños.

No se trata de no poner límites, -porque estos son fundamentales y hay que imponerlos-, sino que invitó a entender una nueva manera de crianza.

Explicó Valencia, que desafortunadamente en el país hay padres que dan una palmada, no obstante enfatizó en que la mayoría de padres colombianos lo que dan es una paliza.

El Representante Julian Peinado, autor de esta iniciativa advirtió que el proyecto de ley no pretende adicionar algún tipo de sanción sino que busca dar herramientas a los padres de familia para manejar el relacionamiento con sus hijos en situaciones conflictivas y problemáticas.

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Lliana Pulido, manifestó que cuando un padre de familia ejerce castigo físico sobre sus hijos, desencadena en una mala relación entre ambas partes y da paso a otros problemas en los menores, como la afectación en la autoestima, entre otros.

Carolina Salgado, Consejera Presidencial para la Niñez y Adolescencia, entiende que la sociedad debe romper el vínculo en el que se ha naturalizado el castigo físico como método de corrección.

“Los golpes no modulan la conducta de nuestros niños, sino que rompen los lazos de confianza y de amor que tenemos con ellos. Justamente, es la crianza amorosa la que nos permitirá crear recuerdos inolvidables. Esos recuerdos son los que desarrollarán generaciones altamente productivas en nuestro país”, ahondó Salgado.

En este contexto, los Senadores de la Comisión presentaron sus posiciones. Armando Benedetti apuntó respecto al mal manejo de los conceptos dentro del proyecto de Ley considerando que falta definición del mismo y pidió una revisión de fondo.

Por su parte, el Senador John Milton Rodríguez, solicitó el archivo del proyecto. Precisó, que este contradice los principios consagrados en la misma constitución, la cual entrega a los padres de familia la crianza de sus hijos acorde a sus principios y valores.

El Senador Temístocles Ortega, invitó a revisar el proyecto y a ser muy cuidadosos frente al planteamiento de las definiciones, para no llegar a confundir y por ende, desconocer derechos.

Con una solicitud de revisión al proyecto de ley, el senador Carlos Eduardo Guevara, expresó, la necesidad de tener en cuenta las opiniones de especialistas y padres de familia, que acompañaron el foro, frente a la definición de términos y también invitó a adelantar acciones para desnaturalizar el castigo físico en la sociedad.

La senadora Esperanza Andrade, exaltó la gran responsabilidad que tiene la Comisión frente al estudio de este proyecto que busca proteger a los niños de cualquier tipo de violencia.

Precisó, en qué se debe estudiar la diferencia entre disciplina y maltrato. Concluyó, que los principios y valores surgen de la familia, es importante que los padres sepamos educar y disciplinar, debemos revisar cuál es el límite para corregir a nuestros hijos.

Fuente: Marisol Rojas – Prensa Senado de la República de Colombia


Si te ha gustado esta noticia, suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de la actualidad jurídica más relevante.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.