Durante la IV Conciliatón Nacional 2019, las 36 comisarías de familia de Bogotá lideraron la atención a ciudadanos interesados en conciliar conflictos familiares relacionados con alimentos, custodias y visitas.

La Conciliatón Nacional es una iniciativa del Ministerio de Justicia y del Derecho que busca facilitar el acceso a la justicia de los ciudadanos a través de la promoción y fomento del uso de los Métodos Alternativos de Solución de Conflictos (MASC), en especial por parte de la población en condición de vulnerabilidad.

En el marco de la IV Conciliatón Nacional, liderada por el Ministerio de Justicia y del Derecho, que tuvo lugar entre el 21 y 23 de mayo pasados, miles de personas acudieron a comisarías de familia de Bogotá para solucionar problemas familiares y de deudas.

Según el reporte remitido por la Secretaría Distrital de Integración Social de Bogotá al Ministerio de Justicia y del Derecho, las comisarías de familia atendieron 1.045 ciudadanos que acudieron a sus despachos en el marco de la gran jornada nacional de resolución de conflictos que tuvo lugar entre el 21 y 23 de mayo pasados.

El 73% de las citantes fueron mujeres y los temas más recurrentes estuvieron relacionados con fijación de cuotas alimentarias, custodias y régimen de visitas. Se alcanzaron 404 acuerdos totales y 42 parciales.

Las comisarías de familia son grandes aliadas de la Conciliatón Nacional, por lo que un alto índice  de los casos que se atendieron durante la jornada tuvieron que ver con asuntos de familia. Cabe recordar que en la versión de 2018 dicho porcentaje fue del 30%.

Asimismo, durante la Conciliatón Nacional, la Cámara de Comercio de Medellín impulsó conciliaciones con deudores morosos.

Con la asesoría gratuita del Centro de Conciliación, Arbitraje y Amigable Composición de la Cámara de Comercio de Medellín, los ciudadanos que estaban atrasados en sus créditos arrendamientos o cualquier otra obligación adquirida y pendiente de pago, pudieron asesorarse y lograr acuerdos con los acreedores.

La iniciativa de la Cámara de Comercio buscaba dar a conocer la figura de la negociación de deudas cuando la persona no comerciante se encuentra en situación de insolvencia económica. El objetivo: lograr acuerdos con los acreedores antes de llegar a procesos jurídicos que puedan resultar en embargos de salarios o remates de bienes.

El proceso incluyó una fase previa de asesoría gratuita sobre la ley de insolvencia, en la cual abogados expertos brindaron orientación personalizada a los interesados sobre los requisitos, duración, trámite, beneficios e importancia de dar estricto cumplimiento a los requisitos previstos en la Ley 1564 de 2012. La segunda fase consistió en la realización de las audiencias que se programaron en el marco de la Conciliatón.

El procedimiento de insolvencia de persona natural no comerciante permite a los ciudadanos negociar integralmente las deudas con sus acreedores cuando tienen obligaciones incumplidas por al menos 90 días con al menos dos acreedores, o contra quien cursen dos o más procesos ejecutivos o de jurisdicción coactiva. Las obligaciones en mora deben ser de al menos el 50% del total de los pasivos.

Fuente: Ministerio de Justicia y del Derecho, Colombia