gallardón abortoEl ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha pedido hoy “respeto institucional” a todos los partidos políticos, incluidos los nacionalistas, para la proclamación del Príncipe de Asturias como Rey Felipe VI y ha defendido el aforamiento de Don Juan Carlos, una vez deje de ser Rey de España. “Todos los partidos políticos, al margen de sus idearios, deberían tener un especial respeto institucional”, ha dicho el ministro hoy en el encuentro «Justicia Amigable», organizado por el Ministerio de Justicia y la Fundación Legalitas.

Para Gallardón “no debería ser pretexto planteamientos de carácter político territorial como el que están haciendo algunas fuerzas nacionalistas para no participar de una forma activa con un voto positivo” y ha descrito la proclamación del Rey Felipe VI como “la consolidación institucional” de la democracia. Al preguntarle por el probable aforamiento de Don Juan Carlos, Ruiz-Gallardón ha señalado que ve «razonable» que personas que tienen o han tenido una responsabilidad de Estado queden cubiertas por la figura del aforamiento. Aunque ha precisado que esto no debe considerarse «en absoluto como un privilegio”.

Además, el titular de Justicia ha defendido que estar aforado, en algunos casos, significa «una limitación de los derechos procesales», como no tener derecho a una segunda instancia. El ministro ha explicado que «el aforamiento tiene que tener una coherencia y, por tanto, si la Constitución y las leyes, especialmente la Ley Orgánica del Poder Judicial, establece que determinadas personas en razón de las responsabilidades que tienen o han tenido están sujetas a un aforamiento, no parece razonable que personas que tienen o han tenido esas mismas responsabilidades (en clara referencia a Don Juan Carlos) queden excluidas dentro de ese capítulo».

Gallardón también ha insistido en la defensa de la inmunidad del jefe del Estado porque “está recogido en nuestra Constitución” y “garantiza el ejercicio de sus funciones”. Además ha puntualizado que la inmunidad “está directamente vinculada con otra figura de nuestra constitución, que es el refrendo de los actos que realiza el jefe del Estado”.

Sin embargo, Gallardón ha reconocido  que “es difícil convencer de esta idea a una opinión pública que siempre ha visto al aforamiento como un privilegio especialmente para los políticos” pero insistió que “lo que hace es garantizar una realidad procesal”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.