El nuevo Fiscal General del Estado tomo ayer posesión de su cargo en un acto que se celebró en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo.

El Teniente Fiscal, Luis Navajas, ejerció de padrino, y el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, presidió el, al que asistieron el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y toda la cúpula fiscal y judicial.

Posterioermente, en la sede de la Fiscalía General del Estado, Julián Sánchez Melgar dirigió al personal de la casa y a las autoridades que allí se encontraban presentes unas  palabras.  Comenzó recordando a su antecesor, José Manuel Maza, de quien dijo fue su compañero en el Tribunal Supremo pero, ante todo, su amigo.

El nuevo Fiscal General  afirmó que “emprendo la dirección del Ministerio Fiscal con un compromiso de defensa de la Constitución y del Estado de Derecho, y de pleno servicio a la institución y a los ciudadanos, destinatarios últimos del trabajo que todos los fiscales desempeñan”.

Asimismo,  Sánchez  Melgar manifestó que “debemos construir una institución capaz de enfrentarse a las distintas formas cada vez más complejas que va adoptando la criminalidad, en especial la corrupción, la delincuencia económica, las nuevas formas de terrorismo internacional o la ciberdelincuencia, en cuyos objetivos la Fiscalía está llamada a cumplir un papel  cada vez más relevante”.

Sánchez Melgar quiso agradecer la presencia de los anteriores Fiscales Generales, Cándido Conde-Pumpido, Carlos Granados, Eduardo Torres-Dulce y Consuelo Madrigal, y apeló al sentido de la responsabilidad y de la prudencia que deben regir la actuación de todo Fiscal General.  Como tal, se compremete a defender la autonomía del Ministerio Público y el respeto a su trabajo, y a cumplir con las obligaciones que la ley otorga a los Fiscales, entre las que se encuentra la de explicar a la sociedad sus actuaciones. Para ello anunció su intención de impulsar el gabinete de comunicación y el portal de la Fiscalía en Internet.

Tras sus palabras, y en homenaje a José Manuel Maza, reconocido melómano, un grupo de cámara llevó a cabo la intepretación de tres peizas musicales.

Entre las autoridades asistentes, estuvieron el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, los magistrados de este tribunal, Andrés Ollero y Antonio Narváez, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.