«Una política de relajación de las normas de la competencia supondría que los beneficios recaerían en un grupo reducido de personas», afirmó Berenguer durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Executive Forum y el diario Negocio.

El presidente de la CNC se negó «en rotundo» a aplicar parámetros más laxos en la aplicación de la Ley de Defensa de la Competencia en periodos de crisis y, en su lugar, apostó por la aplicación de políticas de ayudas a las empresas.

Berenguer explicó que los efectos nocivos de una relajación normativa de la competencia en época de crisis son la creación de cárteles empresariales, el aumento de los precios, la reducción de la demanda, la destrucción de empleo, y, en consecuencia, un retraso en la recuperación económica.

El presidente de la CNC no se manifestó en contra de la creación de grandes empresas consideradas «campeones nacionales» pero sí cuando éstas se construyen «a base de abusos que afectan a los ciudadanos».

Durante su intervención, Berenguer detalló los cambios a aplicar por el organismo que dirige en sus tres principales funciones para hacer frente a la crisis y facilitar la mejora de la economía española.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.