Primera comparecencia este año en el Congreso de Carlos Dívar, presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo. Recibido por Jesús Posada, presidente de la Cámara Baja y Alfredo Prada, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, su intervención se centró en desglosar los datos de la Memoria del 2010, completados con algunos avances del 2011 ante las diferentes fuerzas políticas.  Luego vendría la réplica de los parlamentarios y su posterior respuesta final, a modo de monólogo sobre la situación de nuestra justicia.

Ante un selecto auditorium compuesto por parlamentarios, vocales del CGPJ en pleno y algunos periodistas acreditados para esta ocasión, Dívar fue describiendo sin prisa pero sin pausa la situación de nuestra justicia. Pese a que hay un ligero descenso del 2,2 por cien en el ingreso de los asuntos, éstos aún superan los nueve millones, 9.355526 asuntos; repartidos, un 21,2 civiles, otro gran parte el 71% penales; el 3,1 contencioso-administrativo y el 4,7 a la jurisdicción social, la situación de la justicia es límite: La puesta en marcha de los Tribunales de Instancia; reformas procesales en todas las jurisdicciones y una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal-

El presidente del Consejo recordó  el incremento de nuevas plazas judiciales llevado a cabo en los últimos años, si bien ha precisado que 15 unidades están pendientes de entrar en funcionamiento en la Comunidad Valenciana. «En 2011 no se ha creado ninguna de las 150 previstas, lo que supone un gran obstáculo en el camino de la reforma de la Justicia y en la adecuación de su estructura y necesidades reales»,

Dívar remarcó que la creación de órganos judiciales es «esencial» para avanzar en el ajuste de la ratio de jueces por habitante y acercarse a la media de la Unión Europea, donde hay aproximadamente 14 magistrados por 100.000 habitantes frente a los 10 registrados en España.

A este respecto volvió a indicar la necesidad de poner en marcha los acuerdos que la Comisión Permanente del CGPJ llegó el pasado 28 de diciembre y que señalan como imperioso crear 50 unidades judiciales para dar destino a los de la 62 promoción de la Escuela Judicial  que recibirán del Rey Juan Carlos el próximo 22 de febrero sus despacho. Que el Ministerio de Justicia impulse un plan de creación de juzgados para los próximos tres años y dar continuidad a las pruebas selectivas para mantener un ritmo de incorporaciones en la carrera judicial.

El presidente del máximo órgano de representación de los jueces recordó que durante el pasado año no se crearon ninguna de las 150 unidades judiciales previstas, y que 15 de las 200 creadas en el 2010 estaban pendientes de desarrollarse en la Comunidad Valenciana. “Es por ello fundamental que la gestión sea eficiente para maximizar los recursos.” Y aclaró que según algunas de las memorias anuales de los Tribunales Superiores de Justicia se cifran en 249 el número de unidades judiciales que se deben constituir.

Impacto de la crisis en la justicia

Desde el CGPJ se es consciente de la dificultad de los magistrados para conciliar la vida familiar y laboral, así como a la repercusión que esta teniendo la crisis económica en la Administración de Justicia. Los datos revelan que los tres primeros trimestres de 2011 se saldaron con un aumento del 11,7% en el número de concursos presentados, respecto al mismo periodo del año anterior.

 Carlos Dívar, manifestó que la caída las ejecuciones hipotecarias es quizá, el dato más revelador de que lo peor de la crisis inmobiliaria ya ha pasado. «En 2010 sólo aumentaron un 0,3% y en 2011 están disminuyendo un 20%», ha señalado. Un 23,1% hasta septiembre, concretamente, según publicó el CGPJ a finales de diciembre. Sin embargo no dio ningún dato sobre los deshaucios, que parecen dispararse durante el pasado año

Dívar también aludió a la «política de transparencia y el respeto al derecho fundamental de acceso en condiciones de igualdad» en la provisión de plazas de carácter discrecional, así como a las quejas y denuncias tramitadas por la Comisión Disciplinaria.

Quejas y sanciones

Según los datos reflejados en la Memoria, la Comisión Disciplinaria del CGPJ abrió un total de 952 informaciones previas a jueces durante 2010, de las cuales se derivaron sólo 47 expedientes disciplinarios, 25 menos que en el ejercicio anterior.

A este respecto, ha querido diferenciar las informaciones previas de los expedientes y ha explicado que sólo 41 de éstos últimos acabaron en sanción, lo que representa menos del 1% de los miembros de la carrera judicial.

Finalmente, insistió en   las reformas legislativas que tienen pendientes de aprobar las Cortes Generales y, entre las que ha citado, la ley que regula la creación de tribunales de instancia u otras «tan esperadas» como la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal. Con todo, ha ofrecido la «leal» colaboración «técnica e institucional» del Consejo.

«Son inaplazables determinadas reformas procesales urgentes de todos los órganos jurisdiccionales que admitan la reducción de la litigiosidad, la desjudicialización de determinadas materias en que no esté en juego la tutela judicial y que permitan suprimir y agilizar trámites innecesarios y colaboren así a la reducción de la exagerada duración de los procesos judiciales, sin perjuicio de las garantías fundamentales», aseveró

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.