En su actualización, mejora notablemente la evolución para las grandes economías de la zona euro, como Francia con una recuperación de nueve décimas (-2,1%) y Alemania, cuya economía se contraerá un 4,8%, 1,3 puntos menos que en la anterior previsión (-6,1%).

En cambio, la OCDE mantiene la caída en EEUU del 2,8% y prevé una corrección más pronunciada en términos relativos en Japón.

«Las noticias económicas han sido especialmente favorables en los últimos meses», destaca la organización, antes de aludir al abaratamiento del precio del dinero, la recuperación de los mercados bursátil o la moderación de la tensión en los estándares de préstamos bancarios.

La vivienda ofrece «algunos signos de estabilización» en el Reino Unido y Estados Unidos, el ajuste de los inventarios industriales se ha llevado hasta un punto en que ya no va a amputar crecimiento y las economías emergentes han iniciado su recuperación de forma anticipada. En particular China, con un tirón del PIB alrededor del 14% en el segundo trimestre.

El conocido como el «Club de los países desarrollados» advierte, en cualquier caso, de que la recuperación va a ser «modesta» por un tiempo debido a varios elementos de fragilidad, como los bajos niveles de rentabilidad, el elevado paro que sigue aumentando, la progresión «anémica» de la remuneración del trabajo y la continuación de la corrección del mercado de la vivienda.

A más largo plazo, sin embargo, los autores del estudio aconsejan a los países que prepa
ren la supresión de todas esas medidas de apoyo fiscal y monetario y elaboren ya «estrategias de salida y planes de consolidación fiscal».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.