En una entrevista al diario francés Le Figaro, Padoan aseguró que la mejor manera de acabar con la deuda y el desempleo es «el crecimiento», aunque recalcó que hace falta que éste sea superior al 1% en la zona euro y, sin embargo, no es el escenario que se espera para 2010.

Subrayó que también sería necesaria «una inflación muy elevada» algo que, en cambio, no es deseable «porque implicaría una explosión de los precios de las materias primas».

Recalcó que hay muchos países para los que el problema de la deuda es «severo», y destacó que los mercados han cambiado de actitud respecto a algunos de la zona euro «que deben tomar urgentemente medidas de recuperación de las finanzas públicas». En este sentido, recordó que Irlanda ya las ha tomado, España lo va a hacer y Grecia lo ha prometido.

De los principales países de la zona euro, destacó que en 2010 el crecimiento en Italia será del 1%, en línea con los niveles previos a la crisis, mientras que Alemania y Francia están mejor posicionadas para salir de recesión el próximo año y su crecimiento rondará el 1,5%.

Recalcó que la economía alemana se beneficiará de regreso al comercio internacional y Francia deberá conservar su demanda interna.

Destacó que la eurozona en su conjunto «saldrá de la crisis con los mismos problemas con los que entró», a diferencia de Estados Unidos, que ha aprovechado este periodo de recesión para realizar reformas estructurales importantes.

Reconoció que sería una amenaza para la frágil recuperación de la economía que todos los países opten por medidas de austeridad. «Todos los países no deben retirar al mismo tiempo sus planes de relanzamiento, porque pone en riesgo la recuperación. Hay que fijar prioridades», concretó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.