Así lo cree la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE), que asegura que para elaborar dicho plan el Gobierno ha tenido en cuenta pocas propuestas del colectivo, entre las que figuraba el endurecimiento de la fiscalidad de estos instrumentos de inversión.

Las Sicav, que solo tributan el 1% en el Impuesto de Sociedades, gozan de un trato fiscal privilegiado y son el instrumento preferido por las grandes fortunas, motivo por el que pueden defraudar cantidades mucho mayores que los pequeños contribuyentes, según IHE.

Los inspectores denuncian también que el plan se ha empezado a elaborar hace dos días, que no recoge otras peticiones del colectivo y que se limita a incluir algunos cambios en la redacción del Código Penal que llevan demandando cierto tiempo.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) también consideran necesario “cambiar la lupa” del fraude hacia los grandes contribuyentes y no centrar la atención en contribuyentes más modestos.

El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, aseguró a Europa Press que no conoce los rasgos principales del plan del Ejecutivo, pero consideró que “la línea a seguir” debería ser el incremento de la presión sobre las grandes fortunas.

El patrimonio total gestionado por las Sicav al cierre del tercer trimestre de 2009 aumentó un 4,3% con respecto al volumen total contabilizado en el segundo trimestre, hasta alcanzar los 25.661 millones de euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.