La encuesta se basa en 2.480 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 237 municipios de 49 provincias realizadas entre el 1 y el 13 de diciembre, en plena crisis aérea tras el ‘plante’ protagonizado por los controladores durante el Puente de la Constitución.

El desempleo es citado como una preocupación por el 78,6 por ciento de las respuestas de los encuestados, aunque baja casi un punto en relación con el barómetro del pasado mes de noviembre.

Los problemas económicos alcanzan el 52 por ciento, incrementándose cuatro puntos con respecto al mes anterior, si bien el récord del año se produjo el pasado junio, cuando la inquietud por la actual coyuntura económica rozó el 53 por ciento.

En cuanto a los problemas que personalmente más afectan a los encuestados se consolidan en los dos primeros puestos el paro (42,7 por ciento) y los problemas económicos (41,6 por ciento) y se afianza también en el tercer lugar las pensiones (8,8 por ciento).

El CIS también pregunta a los encuestados por la situación económica en general. Así, sólo un 2,1 por ciento la juzga como ‘buena’ o ‘muy buena’ frente a un 77,4 por ciento que la considera ‘mala’ o ‘muy mala’.

Además, el sondeo de diciembre revela que un 40 por ciento de los españoles cree que la situación económica del continuará igual, un 35 por ciento piensa que estará peor y tan sólo un 16,6 por ciento sostiene que mejorará.

El sondeo ha interrogado a los españoles sobre cómo creen que evolucionarán los principales problemas del país de cara al próximo año.

Así, frente al optimismo mostrado este martes por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al asegurar que en 2011 habrá más oportunidades para encontrar un empleo, casi la mitad de los ciudadanos cree que los datos de paro empeorarán durante este año.

Los españoles también se muestran pesimistas con respecto al futuro de las pensiones. Seis de cada diez creen que empeorarán de cara a 2011 y un 24,5 por ciento consideran que la situación seguirá igual. Únicamente el 7,3 por ciento creen que mejorarán.

Un 79,2 por ciento considera que el principal objetivo para los próximos años debe centrarse en la lucha contra el desempleo, mientras que el 44,4 por ciento ve prioritaria la mejora de la competitividad de la economía.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.