El organismo estadístico indica que el mayor peso relativo de asalariados del sector público en niveles de estudios superiores (principalmente en la Educación y la Sanidad) explica su mayor concentración relativa en salarios altos respecto a los asalariados del sector privado.

Entre los años 2006 y 2009, el INE destaca que el porcentaje de asalariados del sector público que se encuentran en el tramo de salarios más elevados se incrementa desde el 21,4% en 2006 al 22,6% en 2009.

La pérdida de empleo en el sector privado asociada a la situación económica y al nivel de estudios superior exigido en buena parte del sector público explica esta evolución.

En este periodo (2006-2009), se observan dos periodos claramente diferenciados. Por un lado los años 2006 y 2007, con un intenso proceso de creación de empleo, asociado en buena medida al sector de la construcción. Y, por otro, el cambio de tendencia iniciado en 2008 y 2009, con más destrucción de empleo.

Por tipo de jornada, a partir de 2008 se produce un desplazamiento en la distribución salarial, que se refleja en un descenso del porcentaje de trabajadores a tiempo completo en el decil de salarios de menor remuneración del 2,1% en 2006-2007 hasta el 1,3% en 2009.

Por el contrario, se produce un incremento del decil mayor, el de los salarios más elevados, que pasa del 11,4% al 11,7%.

De los datos de estadística se desprende que los asalariados de nacionalidad extranjera constituían el 20,1% del decil de los salarios más bajos en 2006, porcentaje que se incrementó hasta el 24,1% en 2007 y 2008 y al 23,7% en 2009.

Por comunidades autónomas, en 2006-2007 el 18,3% de los asalariados del intervalo más bajo en remuneración residían en Andalucía. En 2009, este porcentaje alcanzaba el 19,3%.

País Vasco es la comunidad autónoma con mayor concentración de salarios altos. No obstante, su porcentaje de asalariados en el decil de renta más elevado se ha reducido del 18,4% en 2006 al 14,1% en 2009.

En la Comunidad de Madrid, el 15,3% de los asalariados se encontraban en el intervalo más alto de remuneraciones en 2006, porcentaje que se elevó al 18% en 2008 para descender al 14,4% en 2009.

Por nivel de estudios, las personas con estudios superiores constituían el 76,7% de los asalariados con mayores remuneraciones en 2006, tasa que se elevó al 81,5% en 2009. Ello pone de manifiesto que la posesión de un elevado nivel de estudios se revela cada vez más importante para asegurar un elevado nivel de salarios.

Según los datos del INE, se observa que en 2006 un 20,2% de los asalariados con emolumentos más altos no tenían especialidad educativa, dado que sólo declararon formación básica o de desarrollo personal, tasa que descendió al 16,5% en 2009.

Respecto al sector de estudios, las ‘ciencias’ aseguran una mayor concentración en salarios altos. Por el contrario, los servicios y programas de formación básica presentan una mayor concentración relativa en los salarios bajos.

Los trabajadores no cualificados tienen una mayor concentración en salarios bajos, mientras que los directivos de empresas y administración pública y los técnicos y profesionales científicos e intelectuales tienen una mayor representación en los salarios altos.

Por ramas de actividad, las remuneración más elevadas se encuentran en ‘Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado’, en ‘Actividades financieras y de seguros’, en ‘Informática y comunicaciones’ y en ‘Educación’. Por su parte, los salarios más bajos se registran en ‘Hostelería’, ‘Otros servicios’, ‘Actividades administrativas’ y ‘Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento’.

El empleo indefinido también juega a favor de los salarios más altos. Así, el 13,9% de los trabajadores con los sueldos más elevados tenía contrato fijo en 2006, cifra que se ha reducido paulatinamente hasta el 12,6% en 2009.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.