La cuota media en julio por la tarjeta de débito era de 16,84 euros, la misma que en mayo y en junio pero 0,73 euros más que hace un año, mientras que la de crédito ascendía a 33,48 euros, igual cota que los dos meses anteriores pero 1,05 euros más que en julio de 2009.

Estas comisiones son las tasas que de media cobran las entidades a sus clientes al año, aunque las cifras varían en función de la entidad que se considere. Muchas entidades, incluso, eximen a sus clientes de este pago si domicilian su nómina, recibos o contratan planes de pensiones y otros productos.

La cuota por mantener la cuenta corriente y la cuenta ahorro, de carácter semestral, también se mantuvo estable si se compara con las tarifas de mayo y de junio, pero volvió a repuntar en relación a las de diciembre de 2009.

Tener una cuenta corriente costaba de media en julio 21,75 euros, un 3,22% más que en diciembre de 2009, y la cuenta ahorro, 21,11 euros, un 1,5% más que a finales de 2009.

La tarifa que las entidades financieras cobraban a sus clientes por tener descubiertos se situaba en julio en 11,77 euros, la misma tasa que en mayo y en junio, pero un 10,8% más que hace un año (10,62 euros).

La banca cobraba en julio de media 105,10 euros por el estudio de los préstamos hipotecarios, mientras que por la apertura del préstamo cobraba 590,08 euros, las mismas tasas que desde abril, pero un 7,14% y un 2,96% más que hace un año, respectivamente.

Por el estudio y apertura de préstamos no hipotecarios, las entidades cobraban 87,78 euros y 112,92 euros, en cada caso, lo mismo que en junio, pero un 4,77% y un 5,66% más que hace un año, respectivamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.