Así lo dijo el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, en un artículo titulado ‘Una oportunidad perdida’ escrito para la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), en el que pone de manifiesto que la cantidad que Madrid destinará a este fondo dobla a la que dará Cataluña.

La transferencia de este fondo se calcula como la diferencia entre el Fondo de Garantía y el 75 por ciento de los recursos tributarios de cada comunidad autónoma y representa la cantidad que cada región debe recibir o aportar para financiar los servicios públicos fundamentales.

Según estos parámetros, Madrid, Cataluña y Baleares serían las tres regiones «aportantes de este fondo al entregar una cantidad con el pago de los impuestos de sus ciudadanos mayor que la recibida del Fondo de Garantía».

En este contexto, Beteta explica que los madrileños pagan por sus impuestos vinculados al sistema de financiación con año base 2007 cerca de 19,3 millones de euros, de los que aporta el 75 por ciento al Fondo, es decir, 14,4 millones de euros.

También indica que la cuantía que el Fondo reintegra a Madrid tras la aplicación de las variables sociodemográficas es de 10,9 millones de euros, lo que hace que los madrileños aporten mediante el pago de sus impuestos 3.497 millones de euros para que otras regiones con menor capacidad fiscal puedan prestar los servicios públicos esenciales.

«La aportación de Madrid duplicaría a la suma de las efectuadas por Cataluña (1.332 millones de euros) e Islas Baleares (466 millones)», señala Beteta, quien apunta que el resto de comunidades autónomas encabezadas por Andalucía y Canarias recibirían 12.697 millones de euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.