Más de setecientos expertos han participado en las jornadas ‘Hacia una mundo en red, innovador y sostenible’, organizadas Deusto Business School en el marco del 125 aniversario de la Universidad de Deusto. El broche final fue  una mesa redonda en la que se habló del contexto actual y de la necesidad de contar con emprendedores sociales que canalicen los cambios que demanda la sociedad, y con empresas realmente responsables con la comunidad y sus necesidades, utilizando, para ello, la innovación y la tecnología.

 Darío Valcárcel, Consejero-Delegado de Estudios de Política Exterior S.A. dibujó un panorama internacional en el que Estados Unidos y Europa son los dos «grandes polos de creación de ciencia y tecnología» en el mundo y, en el que vaticinó que los estados nacionales recuperarán «una parte importante de su cuota de poder» en los próximos años. Valcárcel aseguró que «la unidad de Europa, o su azaroso camino hacia la unidad será, sin duda, el proceso más importante desde la segunda mitad del siglo XX hasta segunda mitad del siglo XXI» y predijo que «Europa saldrá de su postración sólo si refuerza su moneda, su derecho, su creación de ciencia y tecnología y su defensa».

 En el ámbito tecnológico, Félix del Barrio, Vicepresidente y Director de Oracle Ibérica, reconoció que sigue existiendo una brecha digital «geográfica, de estatus y de edad» que las empresas tienen que ayudar a eliminar, como parte de sus beneficios.

 María Zapata, Directora de Operaciones Internacionales de Ashoka, Emprendedores Sociales, destacó las ventajas del emprendimiento social para el sistema productivo y para la sociedad. En su intervención enfatizó la falta de formación emprendedora, el miedo al fracaso y los escasos referentes que hay en este país con respecto a otros del entorno. Destacó la importancia de que este factor forme parte de la formación más temprana y, sobre todo, de quienes liderarán las empresas, porque, aseguró «la empatía» con lo que pasa en la sociedad «es fundamental en los directivos del futuro».

 «Seguir ganando dinero de forma ética y valorar  el impacto que tiene la actividad en la sociedad» debe ser, según Juan de la Mota, Presidente de la Red Española del Pacto Mundial y Miembro del Consejo Mundial de Global Compact, el objetivo de las empresas, dado que son «parte de la solución» a problemas como la pobreza, el desarrollo o la educación, visto no desde la utopía sino «dentro de la cadena de valor». Sostenibilidad es, según Juan de la Mota, «el desarrollo de productos, la optimización de servicios, la atracción y retención de talento, la mejora de la calidad de la gestión…» que requiere desterrar la visión cortoplacista que ha predominado hasta ahora.

 A quienes están formándose hoy en día en la Universidad les recomendaron fijarse en lo que pasa a su alrededor, tanto en lo más cercano como en otras culturas; y «aprender a trabajar en red, lo que supone renunciar a una parte para ser un todo mejor, algo que pocos directivos saben hacer», aseguró María Zapata.

 Los encuentros ‘Hacia un mundo en red, innovador y sostenible’, en los que han participado alrededor de 700 personas, han sido un foro de reflexión ante el cambio de época que vivimos y que, en el ámbito empresarial, viene marcado por el cambio del paradigma: del cortoplacismo y la maximalización de resultados al largoplacismo y el servicio de la empresa a la sociedad.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.