La denuncia, adelantada por el diario económico ‘Cinco Días’, fue registrada en el Juzgado de Instrucción número 25 de Madrid el pasado 14 de julio.

Las compañías aéreas españolas que se han sumado a la demanda son Air Europa, Spanair, Vueling, Binter Canarias, Islas Airways y Helicópteros del Sureste, que opera la línea Ceuta-Málaga en helicóptero.

Iberia no lo ha hecho, ya que considera suficiente defender sus intereses en el concurso de acreedores abierto al grupo turístico a finales de junio, indicaron fuentes de esta aerolínea.

Entre las denunciantes extranjeras figuran compañías como Lufthansa, American Airlines, Air France, KLM, British Airways, ANA, Thai, Air Canadá, TAP, Emirates, Egyptair o Air Berlin, mientras que AS Estonian Air, al igual que Iberia, no se ha adherido a la iniciativa.

La demanda se dirige al conjunto de agencias de Marsans del que forman parte Viajes Marsans, Viajes Crisol, Viajes Tiempo Libre y Rural Tours Viajes, ya que todas ellas habían formalizado con las compañías aéreas denunciantes el «contrato de agencia de ventas a pasajeros» en 1993 las dos primeras, y en 2010 las dos segundas.

De esta forma, las partes convinieron que todo el dinero cobrado por las agencias para el transporte es «propiedad del transportista y queda confiado al agente en custodia o a quien le represente, hasta que se contabilice satisfactoriamente a favor del transportista y se efectúe la liquidación».

Dicho contrato prevé, asimismo, que las ventas realizadas deben liquidarse por cada agencia con arreglo al sistema de BSP (banco de compensación), en el que cada uno de los puntos de venta de la agencia tiene asignado un código (Marsans sumaba 650 puntos de venta), el día 15 de cada mes o inmediato posterior hábil en caso de ser festivo, como fecha tope máxima.

En la actualidad, el denominado banco de compensación es el Banco Español de Crédito.

El pasado 21 de abril, la patronal de compañías aéreas IATA retiró a las citadas agencias de viajes del grupo Marsans los documentos de tráfico, lo que determinó la imposibilidad de emitir y vender billetes aéreos.

No obstante, entre el 1 y el 20 de abril, las agencias realizaron «con normalidad» ventas de billetes para las compañías aéreas denunciantes por un importe total de 5.022.454,77 euros.

Al no ingresar el pasado 17 de mayo en el sistema BSP las ventas de dicho período, las agencias incumplieron su obligación y «han retenido ilegalmente los importes previamente obtenidos en nombre de las compañías aéreas».

Al no responder a los requerimientos para efectuar el ingreso, las agencias fueron declaradas en situación de incumplimiento, denominada ‘default’ en inglés, hecho que implica el delito de apropiación indebida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.